Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz defiende una candidatura libre de ataduras a las 'familias' socialistas

José Antonio Díaz anunció ayer formalmente su intención de presentarse a las elecciones en la Federación Socialista Madrileña (FSM). El aspirante asegura contar con los "avales suficientes" para acudir a las urnas-al menos un 10% de los 660 delegados elegidos para el noveno congreso-. Díaz, vicerrector de la UNED, dijo que encabeza una candidatura libre de ataduras de las diferentes familias socialistas. "No soy el candidato de ninguna", aseguró. También apostó por alcanzar un consenso en el que primen las "ideas".

Por la sala de prensa de la FSM, decorada con el cartel del noveno congreso, que se celebrará los días 24, 25 y 26 de noviembre, pasó ayer José Antonio Díaz, renovador por la base. Lo hizo para desvelar sus intenciones ante un centenar de amigos y colaboradores que quisieron apoyarle. "Llevo 20 días trabajando y tengo los avales suficientes para presentarme. Voy a ser candidato", anunció. Tras proclamar que opta a la sucesión de Jaime Lissavetzky, el todavía secretario general de la FSM, Díaz intentó desmarcarse de la guerra de familias."No soy el candidato de ningún grupo. Hay que hacer un esfuerzo por acabar con esa dialéctica de las familias. Yo voy a ser el candidato de todos. Creo que en este sentido el cambio de la FSM debe ser radical", señaló. El aspirante cree que estos grupos han dañado al colectivo socialista madrileño: "El debate interno nos ha debilitado, es un debate estéril que no beneficia a nadie y da una imagen paupérrima de lo que es el PSOE. Hay muchos militantes que no responden a esta lógica. El debate que debemos mantener es sobre Madrid y sus necesidades, no otro. La imagen que estamos dando es de que lo único que nos preocupa son las familias y eso es poco edificante".

Díaz se postula como un candidato de todos y por eso se muestra partidario del diálogo. "He hablado con todos los aspirantes y estoy dispuesto a seguir haciéndolo. Creo que debemos intentar alcanzar un consenso, pero en base a las ideas, no a otra cosa". Además, se ofrece como candidato de ese posible consenso.

El aspirante impulsado inicialmente por los renovadores por la base ha hablado con los que, como él, han anunciado sus intenciones de acceder de la secretaría general- el jurista Jesús González Amuchástegui, el diputado regional Antonio Carmona, Pedro Sabando (borrellista) y José Acosta (guerrista)-. No lo ha hecho con el guerrista Rafael Simancas (concejal en Madrid) al que un sector de los renovadores clásicos propone como candidato de consenso. "Simancas es un buen compañero, aunque no es el candidato y es un candidato de parte".

El hecho de que haya de momento cinco aspirantes le parece a Díaz un "síntoma de pluralidad", aunque añade: "Creo que lo mejor sería llegar a un consenso sobre la base de un proyecto y desde un planteamiento que trate de hacer realidad en la FSM lo que ocurrió en el 35º Congreso Federal [en el que fue elegido José Luis Rodríguez Zapatero], esto es, un acuerdo de ideas".

Díaz estuvo respaldado por significados dirigentes de la Agrupación Socialista de Moncloa, en la que milita el actual secretario general de la FSM, Jaime Lissavetzky. Díaz adelantó los tres "ejes" en los que basa su proyecto: "Una administración profesional, un apoyo inequívoco a la innovación y competitividad regional y un programa de igualdad para el empleo, sanidad, educación, servicios sociales y articulación del territorio".

Esa idea de consenso que el aspirante trató de defender ayer en su primer acto oficial no ha recibido la respuesta que esperaba por parte de José Acosta. El candidato guerrista tiene previsto iniciar una ronda de conversaciones con el portavoz socialista de la Asamblea de Madrid y también aspirante a dirigir el socialismo madrileño, Pedro Sabando, y con los distintos sectores renovadores no comprometidos con Díaz para consensuar un candidato entre estos sectores que pueda aglutinar a más del 70% de esta federación.

Acosta, que en la noche del pasado lunes se reunió con miembros de su sector, llevará una lista de posibles candidatos que deben ser miembros de la mayoría que integra a acostistas, borrellistas, miembros de Izquierda Socialista y seguidores de Sabando. Además de Simancas, Acosta parece que propondrá al diputado autonómico Modesto Nolla y al secretario general de las Juventudes Spocialistas de Madrid, Óscar Iglesias.

La posición de la dirección

El secretario de la Organización del PSOE, José Blanco, habló ayer de las elecciones en la FSM e indicó que la Ejecutiva Federal es "respetuosa con el proceso". "En los próximos días seguiré reuniéndome con sus dirigentes y candidatos. Es una regla de trabajo que mantenemos en todos los procesos" y recordó que los delegados elegirán libremente."Me molestan algunas aseveraciones que voy percibiendo a lo largo de los procesos en general", señaló Blanco que recordó cuando el PSOE tenía un único candidato: "Famosa era entonces esa frase de que quien se movía no salía en la foto y se decía que hacíamos unos congresos en los que no había posibilidad de que la gente pudiera decidir". El secretario de organización aseguró que prefiere un partido que elige democráticamente a sus dirigentes y agregó: "El PSOE nunca va a dar el espectáculo de anunciar en una rueda de prensa, tras un Consejo de Ministros, quién es el secretario general de su partido, como hizo el PP". Blanco desea que en el congreso de la FSM se produzca un cambio que "ilusione al conjunto de la sociedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2000

Más información

  • El aspirante a la secretaría de la FSM pide un consenso de "ideas"