Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBRAS PÚBLICAS

Abierto al tráfico un nuevo tramo de la autovía central, que concluirá en 2002

La autovía central que conecta Alicante con Valencia por el interior avanzó ayer un paso hacia su finalización, prevista para 2002, con la apertura al tráfico rodado del tramo entre la rambla de Rambuchar y Castalla. La obra ha costado 6.986 millones de pesetas y está incluida en el convenio firmado en 1994 entre el entonces ministerio de Obras Públicas y la Generalitat Valenciana, y tiene una longitud de 16,7 kilómetros con dos calzadas de hasta tres carriles.A la inauguración asistió el secretario de Estado del ministerio de Fomento, Benigno Blanco, y los alcaldes del L'Alcoià y la Foia de Castalla, que reivindicaron la urgente construcción del tramo que transcurrirá paralelo al barranco de La Batalla. Al respecto, Blanco dijo que ya ha concluido el estudio de impacto ambiental de esta fase de la autovía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 2000