Séptima jornada de Liga

El Villarreal deja vivo a un lastimoso Athletic

Hay que ver cuánto confía el Athletic en Urzaiz, para quien no hay tregua. U otra versión: qué cortito es el repertorio del Athletic. Aún impresionado por la paliza que le dio el Las Palmas la pasada jornada, el Athletic salió al Madrigal encogido. Los oídos todavía le debían chirriar tras la goleada encajada en San Mamés. Pero lejos de tratar de enmendar la plana, el Athletic fue un guiñapo sin recursos, circunstancia que no aprovechó el Villarreal.La primera parte fue un tostón en todos los sentidos. Quien más se prodigó fue Del Horno, un bullicioso chaval que mantuvo en tensión a la defensa del Villarreal con sus constantes apariciones por la banda izquierda. Fue Del Horno quien firmó la ocasión más clara del primer periodo, pero su remate de cabeza topó con López Vallejo. El Villarreal se lanzó en la segunda parte ante un Athletic que enmudeció y dio por bueno el empate, que consiguió de chiripa, pues Gracia mandó el balón al poste a falta de cinco minutos y Víctor remató solo ante Lafuente, pero su tiro se marchó fuera. Se cumplía el minuto 90 y Rojo decidió sustituir a Guerrero por Roberto Ríos.

VILLARREAL 0- ATHLETIC 0

Villarreal: López Vallejo; Galván, Álvarez, Berruet, Arruabarrena; Jorge López (Escoda, m. 70), Amor, Cagna, Calleja (Gracia, m. 59); Víctor y Marioni.Athletic: Lafuente; Lacruz, Alkorta, Vales, Larrazábal; Etxeberría, Orbaiz, Urrutia, Guerrero (Roberto Ríos, m. 90), Del Horno (Felipe, m. 70); Urzaiz (González, m. 80). Árbitro: Esquinas Torres. Amonestó a Vales, Urrutia, Etxeberría y Escoda. Unos 17.000 espectadores en El Madrigal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de octubre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50