Núñez critica el trato del Barça a Figo, "que mereció silencio sepulcral"

Josep Lluís Núñez, ex presidente del Barça, consideró ayer erróneo el trato que la afición azulgrana dispensó a Figo en el Camp Nou en su regreso como madridista. Núñez dijo que hubiera sido partidario de acoger al portugués con un "silencio sepulcral" y añadió que el Barça había perdido una ocasión "histórica" de demostrar que el club está muy por encima de los futbolistas. "No es buena la imagen de resentimiento que dimos", dijo, "lo único que hemos conseguido es que Figo odie al Barça aunque seguro que en Madrid no será tan feliz como aquí como ya les sucedió a Laudrup y a Ronaldo cuando se marcharon".Núñez realizó esas declaraciones en la madrugada del viernes en el homenaje que le rindió la asociación de jugadores veteranos del club. Curiosamente, fue el propio Núñez el que invitó a Figo a dejar el Barça en mayo al negarse en redondo a mejorarle la ficha alengando que ya le había mejorado el contrato dos veces en cinco años. Núñez tenía ya los días contados en el cargo y contaba además con otras razones para no escuchar a Figo: el portugués fue quién, antes de la la renuncia de Núñez y del técnico Louis Van Gaal, afirmó, tras la eliminación del Barça en la Copa de Europa ante el Valencia, que el equipo no podía jugar en un clima de confrontación social entre los aficionados y la directiva y el entrenador.

"La afición es soberana"

El presidente del Barça, Joan Gaspart, ha intentado desde que tomó posesión de su cargo asumir el pasado y no dar motivos para polemizar con su antecesor. Pero todos sus esfuerzos han resultado inútiles: Núñez también consideró un error la mejora de sueldo de Rivaldo y ahora ha discrepado de Gaspart, quien había aconsejado a los seguidores que fueran "auténticos" durante el recibimiento a Figo. "La afición, un 10", dijo Gaspart después del encuentro. "¿Lo que dijo Núñez?", se preguntó ayer Serra Ferrer, el técnico del Barça. "La afición es soberana y es la que ha hecho e hizo grande a este club. Yo siempre defenderé al público. Sé quienes son los míos".El mallorquín evitó pronunciarse ante la negativa de Portugal de enfrentarse a la selección de Cataluña en el tradicional partido en vísperas de Navidad -"No soy nadie para hacerlo; ellos sabrán lo que tienen que hacer"-, aunque sí lo hizo Simao, el extremo portugués que ha suplido a Figo en el Barça. "Yo, personalmente, no me he sentido ofendido. Estaba metido en el campo y tampoco me fijé mucho en lo que sucedía fuera. Pero no me llegó a sorprender la decisión de mi Federación".

Jorge Valdano, director general del Madrid, atribuyó la reacción del Camp Nou a los directivos y a los medios de comunicación. "A veces no somos capaces de entender hasta qué punto somos responsables de las reacciones de la masa", dijo. Luis Aragonés, técnico del Mallorca, discrepó de esa tesis: "El Barça trabajó muy bien el partido escénicamente. El presidente fue muy listo. No estoy de acuerdo con el lanzamiento de objetos, pero ojalá tuviésemos una afición como la del Barça cada día".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS