Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martínez Noval no repite como candidato a liderar el PSOE asturiano

Cambio tranquilo

El diputado socialista y ex ministro de Trabajo Luis Martínez Noval, secretario general del PSOE asturiano desde abril de 1988, anunció ayer que no se presentará a la reelección para este cargo en el próximo congreso de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), que se celebrará los días 3, 4 y 5 de noviembre. Martínez Noval, ex portavoz en el Congreso, pone fin así a doce años en la secretaría general de la FSA, el último de los cuales ha estado marcado por el fuerte enfrentamiento entre el grupo parlamentario, que cuenta con el apoyo de la dirección del partido -ambos con mayoría guerrista- y el Gobierno de la comunidad, de tendencia renovadora.En los últimos meses del conflicto, Martínez Noval ejerció un intento de mediación y pacificación internas que tuvo resultados más bien escasos y afrontó en solitario desde el partido la defensa pública del Gobierno socialista de Vicente Álvarez Areces frente a los ataques del PP. En este empeño apenas fue secundado, salvo de forma muy ocasional y tibia, por otros dirigentes de la mayoría oficial, adscritos a la antigua tendencia guerrista. Todo ello le hizo perder apoyos en los últimos meses en este sector, el oficial y hegemónico hasta ahora en el PSOE en Asturias, que está nucleado en torno a las agrupaciones hulleras y que lidera el sindicalista minero José Angel Fernández Villa.

Esta facción fue la que hace doce años llevó a Martínez Noval a la secretaría general y la que lo había mantenido en ella desde entonces. Ayer, en el momento de anunciar su inminente despedida de este cargo, Martínez Noval reiteró su afinidad con el grupo nucleado en torno al sector minero -"Sigo estando con quien siempre estuve", señaló-, aunque volvió a hacer un llamamiento al "diálogo constructivo" y al apoyo al Gobierno del Principado. "No habrá ruptura ni está en juego la gobernabilidad de Asturias. Hasta ahí podríamos llegar", afirmó, en alusión a las graves tensiones vividas en el seno del socialismo asturiano desde que, en 1999, el PSOE recuperara, y con mayoría absoluta, el Gobierno de la comunidad.

La marcha de Luis Martínez Noval se produce cuando desde la ejecutiva federal del PSOE se está tratando de alentar el llamado "cambio tranquilo" en la estructura federal del partido. Pero el anuncio de la renuncia lo hizo ayer, días después de que el sector hasta ahora mayoritario, y antaño de inspiración guerrista, hubiese desvelado que sus candidatos al próximo congreso regional son el actual secretario de Organización, Fernando Lastra, en el caso de que no haya acuerdo con los renovadores, o el actual consejero de Industria del Principado y ex diputado en el Congreso, Javier Fernández, como opción de consenso.Las fuerzas entre renovadores y guerristas están muy parejas, y ambos sectores creen que lograrán el triunfo en el próximo congreso. En la actualidad, los afines al Gobierno regional aventajan ligeramente en número de delegados al sector hasta ahora oficial, lo que, de ratificarse en el congreso, supondría la primera victoria congresual de los llamados renovadores desde la transición.

En todo caso, gane quien gane, es seguro que la ventaja no será holgada, y que el socialismo asturiano quedará dividido casi al 50%, reproduciendo así la polaridad existente en las instituciones: el Gobierno es renovador, pero el grupo parlamentario es mayoritariamente guerrista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de octubre de 2000

Más información

  • El ex ministro lleva 12 años en el puesto