Lozano no alcanza el oro

El francés Asloum llevó la iniciativa y ganó al español a los puntos

No pudo ser. Rafael Lozano había hecho ya demasiado. El francés Brahim Asloum le dio una lección en la final de la categoría de los 48 kilos. El pequeño cordobés, espléndido en su estrategia en los tres primeros combates, fue superado esta vez claramente por un púgil nueve años más joven, pero, sobre todo, que llevó la iniciativa y la pelea a su terreno. Esa era la clave y ganó la partida de ajedrez con golpes. Asloum ha hecho un torneo sensacional, derrotando por el camino a los favoritos. Lozano, en todo caso, se llevó una merecida plata, que supera su bronce de Atlanta 96. Subió otro escalón y poco más se le puede pedir.Asloum empezó ganando ya el primer asalto y Lozano apenas le pudo responder, sorprendido por el ataque tremendo de su rival. Avisado de que iba en desventaja, el boxeador español atacó y se llevó un bombardeo de contras en el segundo y tercer asaltos. Asloum sentenció casi la pelea con una colección de directos y crochets desde todas las distancias. El hecho de que sea zurdo le trajo sin cuidado. Los parciales de 6-2 y, sobre todo, de 7-0, fueron elocuentes. En los últimos tres minutos, Asloum simplemente se dedicó a conservar su enorme ventaja. El 23-10 final no dejó lugar a dudas. Esta vez los avisos hacia la esquina fueron inútiles. Quizá al principio no deberían haberle dicho siquiera que perdía. Pero después era demasiado el chaparrón.

Asloum no dejó pensar a Lozano. Sabía que si el español se ponía por delante en el marcador se cubriría bien además, bailaría, porque está en una excelente forma física y con juego de piernas. Así que trató de ponerse por delante para obligar a atacar a Lozano, que reconoció después la derrota. "Tenía que atacar y él me ha pillado. Bueno, venía a por todo y he estado en la final. El oro hubiese estado mejor, pero la plata también está bien. He mejorado y he hecho un gran torneo, eso era lo importante y lo he conseguido".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS