Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOLSEGUNDA DIVISIÓN

Salva tapa los horrores del Atlético

Dos goles del sevillano llevan a los rojiblancos a ganar al Compostela su primer partido de Segunda

Nervios en la grada y escenas de profundo patetismo en el campo precedieron al gol de Salva. Con sus dos tantos ayer, el goleador de Segunda -lleva tres goles- metió detrás de un biombo las miserias del Atlético, que durante media hora no ofreció nada. Lo de patético resultó literal: sin circulación de balón, sin un uno contra uno superado, sin un pase bien dado, sin llegada ni remate, el Atlético fue un garabato enfrentado a otro equipo de la misma condición pero con la ventaja de la calma.Las escenas absurdas se reproducían sin remedio en el césped del Calderón. Lardín hizo un control y el balón le pegó en la cara antes de marcharse fuera. Aguilera progresó por la banda y chocó contra Roberto, su compañero -"¿Qué hacemos?", pareció preguntarse. "¿Qué hacemos con la pelota?"-. Correa se ofreció, pero demasiado tarde. La descoordinación era un hecho y el público la emprendió a pitidos contra Carcedo, el improvisado cerebro del grupo, que llegó para aliviar la marcha de Baraja.

ATLÉTICO 2 - COMPOSTELA 0

Atlético de Madrid: Toni; Aguilera, Llorens, Hibic, Santi; Roberto, Gómez, Carcedo (Hugo Leal, m. 70), Lardín (Juan Carlos, m. 61); Correa (Mena, m. 46) y Salva.Compostela: Oliver; Pinillos, Bellido (Ohen, m. 59), Chema, Pignol, Aguado; Jubera, Fabiano, Díaz (Rodri, m. 81), Jacobo (Gudelj, m. 85); y Sion. Goles: 1-0, m. 29: Salva remata de cabeza un saque de esquina de Aguilera. 2-0, m. 86: Salva cabecea un centro de Juan Carlos. Árbitro. Manuel Ángel Pérez. Expulsó a Roberto por doble amonestación. Sancionó a Santi, Toni, Fabiano y Chema. Unos 40.000 espectadores en el estadio Vicente Calderón.

Lo más osado que intentó Carcedo en el comienzo fue tirar pelotazos. Igual que Gómez. No había en el Atlético quien metiera un pase interior -y el público en el Calderón criticó la falta de intención, la impotencia de unos jugadores que parecían asumir su mediocridad-. La transición se hacía a cámara lenta y la presencia de Hugo Leal en el banquillo comenzaba a resultar enigmática: ¿qué hacía el único centrocampista de enganche sentado en el banquillo? El técnico, Zambrano, tenía la palabra, y el público cantó aliviado cuando vio al portugués prepararse para saltar al campo, en el segundo tiempo. "¡Hugo Leal-Hugo Leal!", gritó el Frente Atlético. Para entonces Salva había marcado su primer tanto. Con Leal, el equipo ganó en dinamismo y en posesión de balón. El segundo tanto llegó poco después.

Los otros resultados de Segunda A registrados ayer fueron: Ferrol, 2; Elche, 1. Tenerife, 1; Levante, 1. Córdoba, 1; Jaén, 0. Universidad, 0; Recreativo, 0.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de septiembre de 2000