Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

La policía registra las oficinas que varios de los detenidos tienen en tres sedes de HB

Doce horas duró la Operación Lobo Negro contra la estructura política de ETA en España. El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) detuvo a 20 personas en nueve localidades vascas, dos navarras y Madrid. Entre ellos hay dos ediles de Euskal Herritarrok (EH) en Bilbao y Lezo y militantes de HB que colaboran con la coalición independentista. Los agentes registraron los despachos que varios de los arrestados tienen en las sedes de HB en Bilbao -en presencia del juez Baltasar Garzón-, San Sebastián y Pamplona. Entre la documentación incautada hay información sobre posibles objetivos terroristas.

El amplio operativo policial para desmantelar Ekin fue coordinado por Garzón, juez de la Audiencia Nacional, y el fiscal Enrique Molina. Tanto Garzón como el director del CNP, Juan Cotino, supervisaron desde Bilbao la Operación Lobo Negro. Las detenciones comenzaron pasadas las dos de la madrugada. Seis horas después, 18 de los 20 arrestados estaban ya en poder de la policía. La última detención se produjo a las dos de la tarde. Los responsables policiales habían empezado la operación anteayer por la tarde en Bilbao. Entre los 300 agentes del CNP que participaron había agentes de información y de unidades de intervención.Varios de los detenidos eran colaboradores activos de la coalición que lidera Arnaldo Otegi y tenían despacho en las sedes de HB. La policía registró, tras los arrestos, las dependencias que supuestamente utilizan en las oficinas de la coalición en San Sebastián, Bilbao y Pamplona.

Garzón supervisó en persona el registro de diversas oficinas en la sede de HB en Bilbao, que también presenciaron siete de los detenidos. El magistrado de la Audiencia Nacional llegó al lugar, ubicado en pleno centro de la ciudad, a las 5.30. Tres horas después todos abandonaban la sede. El miembro de la Mesa Nacional de HB Karmelo Landa y la abogada Arantza Zulueta ejercieron de testigos. Una decena de furgonetas de la policía nacional mantuvieron la calle cerrada al tráfico rodado durante la inspección.

Entre la abundante documentación confiscada en la operación, se halló información sobre posibles objetivos de ETA, según fuentes de la investigación citadas por Europa Press.

Landa explicó al concluir el registro de Bilbao que recibió a las cuatro de la mañana una llamada telefónica "de la policía" en su "teléfono particular" que le ordenaba presentarse inmediatamente en la sede. Durante una hora tuvo que esperar al juez "en la calle", explicó, donde había una veintena de policías, "todos encapuchados, no podíamos reconocer a nadie". Landa aseguró: "Se han llevado una agenda de reuniones de HB con nombres de militantes y teléfonos particulares, que es material legal de un partido político y debe ser considerado privado" y "se han leído íntegras actas de reuniones de HB, de la Mesa Nacional y de reuniones provinciales". Zulueta agregó que "se han llevado cuatro revistas Ekimen y Aldaba [publicaciones de la izquierda abertzale]".

Los registros en Pamplona, con el parlamentario de EH Pernando Barrena de testigo y en presencia de uno de los detenidos, y el de San Sebastián fueron "similares", según Landa. La policía también inspeccionó las casas de los arrestados.

El abogado de Gestoras Pro Amnistía Txema Matanzas, especializado en la defensa de presos de ETA, fue arrestado en Madrid en torno a las nueve de la mañana al salir de un hotel.

Todos los detenidos

Vizcaya fue escenario de la mayoría de los arrestos. En Bilbao fueron detenidos de madrugada la ex portavoz de Jarrai Anne Lizarralde Palacios, la concejal de EH en Bilbao Marta Pérez Etxeandia, Francisco Gundín Maguregui, Rubén Nieto Torío y Javier Balanzategui Aguirre. A las dos de la tarde fue detenida Lorena Somoza, que trabaja como secretaria para HB, cuando salió de la sede bilbaína. Olatz Eguiguren Embeita, Paul Asensio Millán y Unai Hernández Sistiaga fueron arrestados en Barakaldo; Oaikua Aizpiri Robles, en Arrigorriaga, y Francisco Aramburu Landa, en Mallabia.En Guipúzcoa hubo cuatro detenciones. Xabier Alegria Loinaz, concejal de EH en Lezo, fue detenido en este pueblo; Andoni Olloquiegui Egaña, en San Sebastián; Juan María Mendizabal Alberdi, en Elgóibar, e Imanol Iparraguirre Arrechea, en Pasaia. La única detención realizada en Álava fue la de Pedro Jesús Martínez de Lahidalga, en Vitoria.

Uno de los arrestados en Navarra es el ex parlamentario foral Jaime Iribarren, localizado en su casa de Berriozar. Este pueblo fue escenario, el pasado agosto, del asesinato del suboficial del Ejército Francisco Casanova Vicente. Esa misma tarde, en el pleno municipal extraordinario celebrado tras el crimen, Iribarren, sentado entre el público, mantuvo un fuerte enfrentamiento verbal con quienes reclamaban a los ediles de EH que condenaran el asesinato. En Pamplona fueron arrestados David Soto Aldaz y Peio Ion Sánchez Mendaza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de septiembre de 2000

Más información

  • Entre la documentación incautada hay información sobre posibles objetivos terroristas