Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

El juez se basa en los documentos incautados a Kantauri y Dorronsoro

La Operación Lobo Negro tiene su origen en el sumario 18/98, abierto por Baltasar Garzón a propósito de la desarticulación del entramado financiero de ETA-KAS. El juez tenía por entonces los documentos incautados en agosto de 1993 en París al dirigente del aparato político etarra José María Dorronsoro Malaxatxebarria.En ellos se explicaba la complejidad de la estructura de la organización terrorista y la dependencia y subordinación del resto de los frentes -cultural, juvenil, mujer, político y obrero- a "la vanguardia", es decir a ETA.

Además de los documentos incautados tras la detenciones de los miembros del aparato financiero de ETA-KAS y del cierre del diario Egin, Garzón ha dispuesto de otros, especialmente de los incautados en París el 3 de marzo de 1999 a los cabecillas etarras José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri, y José Ignacio Herrán Bilbao. Los papeles fueron remitidos junto con los soportes informáticos correspondientes por las autoridades francesas que los habían intervenido.

Entre ellos figura un disquete, con la identificación Iutsi, en el que se recoge una serie de documentos en los que se detallan las líneas de actuación de ETA para 1998, la estrategia a seguir y la metodología a emplear en la consecución de los objetivos de la banda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de septiembre de 2000