FÚTBOL La resaca de la jornadaLA IMAGEN

La cabeza agredió al codo

Corría el minuto 93 y el balón voló en un despeje realista hacia la medular del Rácing, en una patada defensiva. El delantero Jankauskas y el defensa Arzeno saltaron a por ese balón perdido, pero el central racinguista decidió, antes de iniciar el salto, propinar un codazo al delantero lituano que le abrió una brecha en la ceja, saldada con siete puntos de sutura. El árbitro del partido, Prados García, a escasos metros de la jugada, decidió, inexplicablemente, que era falta del agredido. Balón al área, rechace defensivo, pase interior y gol del empate a cargo de Morán. Anoeta se escandalizó con la jugada y el colegiado tuvo que alcanzar el vestuario protegido por la Ertzaintza.Las suspicacias afloraron en la Real. Prados García fue el árbitro que teatralizó una presunta agresión de Ceballos, la temporada pasada, que le costó al portero del Racing una sanción de 12 partidos. El sábado, se encontraron en Anoeta. El más sorprendido fue Jankauskas, que sangrando de la ceja, vio como el colegiado decretaba falta en su contra, mientras le urgía a abandonar el campo para frenar la hemorragia. Javier Clemente, técnico de la Real, afirmó que la decisión del árbitro no respondía a un error humano.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 11 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50