Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una muestra descubre la calidad de los dibujos del bailaor Vicente Escudero

El nombre de Vicente Escudero (Valladolid-1892, Madrid-1980) ha llegado hasta nosotros como el de un gran bailor que triunfó en los escenarios de París y Nueva York, pero la mayoría desconoce otras facetas del artista. Pintor, cantaor, escritor, cineasta, actor, escenófrafo, figurista y hasta viticultor. La muestra Vicente Escudero, que se inaugurará hoy en la sala Chicarreros de la Caja de San Fernando de Sevilla, reúne 44 dibujos, ceras y gouaches sobre papel, en los que el tema es siempre el baile; además de una profusa documentación sobre el artitas. Las obras, que pertenecen a la Fundación de Arte Serra de Palma de Mallorca, no están fechadas, pero la comisaria de la muestra, Dolores Durán, las ha situado entre 1960 y 1980."Es la segunda vez que se muestran estos dibujos, la primera fue el año pasado en Palma de Mallorca. Él realizó muchas exposiciones en galerías de arte, Miró fue uno de sus valedores como pintor", comenta Durán. La maestría con la que usa el color y sus sorprendentes combinaciones son, según la comisaria, lo más interesante de estos dibujos que están influenciados por el surrealismo, el cubismo y el dadaismo, movimientos que él conoció de primera mano en París.

La exposición, abierta hasta el 8 de octubre, presenta 40 fotografías -muchas de ellas inéditas- de Vicente Escudero. Destaca una instantánea firmada por Wurts Brothers de una representación de El amor brujo en Nueva York en 1935. La muestra incluye además siete cartas que el bailaor envió a Falla con motivo de esta representación, carteles y los cuatro libros que escribió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de septiembre de 2000