Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hemos llegado al fin"

Éstas son las palabras del jefe del Estado Mayor de la Marina Mijaíl Motsak, que anunció ayer por televisión la probable muerte de todos los tripulantes:"Este es el peor desastre que yo, como marino, he conocido en toda la historia de la flota de submarinos. La mayor parte de la sección frontal del submarino se ha inundado y los tripulantes de la misma murieron en los primeros minutos tras el accidente". Por otra parte, el análisis del golpeteo nos hace pensar que la tripulación en los compartimentos cerrados nos estaba diciendo que el agua se estaba filtrando en sus secciones y que necesitaban aire".

"Es posible que la presión dentro de los compartimentos sea ahora muy alta. Existen bolsas de aire, pero, de hecho, hemos cruzado el umbral crítico de supervivencia establecido para la tripulación de acuerdo con nuestras guías. Cruzamos este umbral ayer, hoy y quizá mañana. Es así como hoy veo la situación".

"Además, quiero decir que la ausencia total de señales desde el submarino nos lleva a la conclusión de que se ha alcanzado el punto crítico. Por muy duro que resulte decirlo, tendremos que admitir que se confirman las peores expectativas. Creo que la esencia del segundo paso de la operación que estamos realizando es la de recuperarlos [a los tripulantes] vivos o muertos para poder llevarlos al final a su merecido descanso en tierra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de agosto de 2000