Área libreEl disco

Blues de la frontera

Los guijarros suburbiales que lanzaba Pata Negra en sus comienzos -eran punkis sin conocer a los Sex Pistols- se convierten aquí en sublime canto rodado, una gema pulida en laborioso proceso por el productor Ricardo Pachón, sin olvidar la aportación del letrista Carlos Lencero. Con ellos, Rafael y Raimundo Amador erotizan a la luna, ponen alas a Lorca, filosofan en Pasa la vida, se reconcilian con Sevilla y honran a Camarón (aunque el cantaor gitano acogió muy mal el emotivo tributo, al incluir menciones a sus difuntos padres) mientras saltan con elegancia del reggae al blues o el jazz, todo empapadito de aromas flamencos. Una obra breve (9 piezas, 34 minutos) y sin desperdicio. Los hermanos Amador alcanzan su pináculo creativo, pero al poco se soltaban cosas terribles y rompían el tándem. No han vuelto a tocar juntos y su distanciamiento es una auténtica tragedia para ellos y para nosotros.

Autor: Pata Negra Editorial: Nuevos Medios Precio: 2

700 pesetasDiego A. Manrique

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS