Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRIMERA REUNIÓN ENTRE AZNAR Y ZAPATERO

El nuevo responsable de economía del PSOE reprocha al Gobierno su "obsesión" por el déficit cero

El secretario de política económica del PSOE, Jordi Sevilla, criticó ayer la "obsesión" del Gobierno por alcanzar de manera inmediata el equilibrio presupuestario, relegando a un segundo plano la convergencia real con la Unión Europea, enfoque que será prioritario para la nueva ejecutiva federal socialista. "¿Cambia tanto, una vez en el euro, que nuestro déficit sea del cero o del 0,5%?", se preguntó Sevilla durante una entrevista con Efe, si bien añadió que la persecución del equilibrio presupuestario es una "buena línea de actuación", que debe ser entendida como un instrumento para alcanzar el grado de bienestar europeo y no como un fin en sí mismo, porque no lo es. Jordi Sevilla acusó al Gobierno de carecer de estrategia económica una vez conseguido el ingreso de España en el euro, situación que, en su opinión, ha generado un descontrol de la inflación, una baja productividad de la economía española, además de un "fracaso absoluto" de la política laboral del PP. Sevilla subrayó que la búsqueda del equilibrio presupuestario es un objetivo compartido por el PSOE, pero cuestionó que sea "tan trascendental que seamos los alumnos más disciplinados de la UE cuando tenemos muchísimas carencias respecto a la media europea, o que seamos los primeros de la clase a costa de no forzar la marcha en la convergencia real y en los niveles de bienestar". También afirmó que las alternativas que en materia económica planteará el PSOE en esta nueva etapa tendrán como prioridad aproximarse a la realidad social y empezar el proceso de recuperación electoral. "Nuestra obsesión", dijo, "tiene que ser conectar con los ciudadanos, ofrecerles soluciones a sus problemas, mucho más que buscar que esas soluciones que ofrezcamos sean o no formalmente diferentes de las que plantea el PP". Contrapuso esa preocupación de los socialistas con la expresada por el Gobierno de conseguir como prioridad el equilibrio presupuestario, ya que en su opinión eso es propio de "un presidente de Gobierno que no tiene ideas ni proyecto para España". Sevilla dijo que el PSOE tendrá como segundo eje de crítica al Gobierno el que éste "mire para otra parte" ante la preocupante situación de la inflación. En ese sentido, resaltó que se está produciendo un "recalentamiento" de la economía, un deterioro de la competitividad -puso como ejemplo el incremento del déficit exterior- y que hay ya muchos colectivos que están perdiendo poder adquisitivo, algo que "no podemos consentir cuando la economía está creciendo a los ritmos" que lo está haciendo, añadió. Un tercer factor de crítica a la política económica del PP será, según Sevilla, que el Gobierno ha fomentado un modelo de crecimiento que no aprovecha las nuevas tecnologías y que está motivando que la productividad en España sea una de las más bajas de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de julio de 2000