La crítica Rosa Martínez se hace cargo de la Trienal de Arte de Barcelona en sus ediciones de 2001 y 2004

La crítica de arte y comisaria de exposiciones Rosa Martínez ha aceptado finalmente hacerse cargo de la Trienal de Arte de Barcelona, denominación provisional para un evento artístico de carácter trianual que iniciará su andadura en mayo del próximo año, pero que alcanzará su cenit en 2004, coincidiendo con el Fòrum de les Cultures. Martínez confirmó ayer que se hará cargo de la coordinación del evento en esta primera edición, considerada como de prueba, y en la de 2004, tras una reunión con todos los implicados en la organización de la Trienal que se celebró ayer en la sede del Instituto de Cultura de Barcelona, promotor del proyecto que cuenta también con la colaboración de la Generalitat.

Martínez tendrá a su disposición numerosos espacios de la ciudad en la que diversos artistas internacionales presentarán sus proyectos. Está previsto inicialmente que haya unas 10 intervenciones en espacios públicos, bien en forma de instalaciones o como acciones o performances efímeras, al tiempo que presentará, en colaboración con otro comisario, una exposición que ocupará dos plantas del Centro de Arte Santa Mónica. También organizará instalaciones o exposiciones en la Capella del Antic Hospital y en otros dos espacios no museográficos de la ciudad que aún están por confirmar. En principio, la mayoría de intervenciones artísticas se centrarán en el centro de Barcelona, concretamente en el barrio del Raval, si bien dos tendrán como escenario el Puerto de Barcelona y el Tibidabo.

Rosa Martínez tiene una larga experiencia en la organización de este tipo de eventos. El primero tuvo también como escenario Barcelona, donde entre 1988 y 1992 organizó la Bienal de Arte Joven. Después ha sido la responsable de bienales celebradas en Rotterdam, Estambul y Santa Fe, además de ser la comisaria de numerosas exposiciones internacionales. "Estoy muy contenta, y un poco asustada, de poder aplicar la experiencia que he adquirido estos años en mi ciudad", afirmó ayer. Según señaló, aunque la lista de artistas y los proyectos concretos no se conocerán hasta el próximo otoño, una buena representación de los artistas que han colaborado con ella en las otras bienales estarán también en Barcelona, si bien se incorporarán muchos nombres nuevos.

En esta primera edición, el trabajo de Martínez se suma al que ya han realizado los responsables de los otros centros implicados en la organización de la bienal. El Ayuntamiento de Barcelona quería que este evento propiciara de forma especial la colaboración de las diferentes instituciones culturales de la ciudad y en un primer momento se pensó que el proyecto estuviera codirigido sólo por el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), que ya tienen cerrados sus proyectos. El primero presentará la exposición Veus d'Àfrica: l'artista i la ciutat y el segundo la exhibición El arte como servicio. También está cerrada la exposición Odiseas, que se presentará en el Palau de la Virreina.

Tanto Josep Ramoneda, director del CCCB, como Manuel Borja-Villel, director del Macba, consideran que Barcelona debe apostar por un nuevo modelo que se distancie de las típicas bienales que proliferan en diferentes ciudades de todo el mundo, desde Sao Paulo a Lyón pasando por Johanesburgo o Seúl. La definición de este nuevo modelo, que cuestiona incluso el título de Trienal, será el tema de debate y trabajo de los próximos meses.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS