Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Malas referencias

La bolsa española no pudo aguantar en los niveles tranquilos en los que estuvo moviéndose durante gran parte de la sesión, y al final las ventas han dominado de forma clara, al igual que en el resto de las plazas europeas.El dato de la inflación correspondiente al mes de junio en EEUU ha superado claramente las previsiones de los analistas, lo cual ha hecho pensar que la Reserva Federal puede elevar los tipos de interés en su próxima reunión prevista para el día 22 de agosto. También el IPC armonizado en la zona euro se ha disparado, por lo que la atención de los inversores se centra ahora en la decisión que tome el Banco Central Europeo en su reunión de mañana, jueves. El índice Dow Jones y, sobre todo, el Nasdaq iniciaron la jornada con fuertes descensos lo que truncó cualquier recuperación en el resto de los mercados. El índice general de la Bolsa de Madrid volvió a situarse por debajo de los 1.000 puntos al perder un 1,16%, mientras que el Ibex 35 retrocedió un 1,44%. No obstante, en este descenso tuvo mucho que ver el castigo sufrido por Telefónica con una pérdida del 4,63%.

El volumen de negocio en el mercado continuo fue uno de los más elevados del ejercicio con 457.955 millones de pesetas efectivas, 2.752 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de julio de 2000