Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU denuncia irregularidades en las cuentas de Barcelona

El presidente del grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Molins, denunció ayer irregularidades del equipo de gobierno en las cuentas correspondientes al año 1999. Molins se refirió a incompatibilidades, mala gestión e irregularidades en la tramitación de subvenciones y en la contratación. En un bloque de cinco capítulos, Molins aseguró que "el Gobierno municipal esconde información" como la memoria justificativa del coste y el rendimiento de los servicios públicos. "Además, entrega documentación fuera de plazo", como en el caso del informe de la Intervención General del Ayuntamiento, ejemplificó Molins.En el capítulo de inversiones, el presidente del grupo municipal de CiU denunció que no se destina lo presupuestado. En 1999, "sobre un presupuesto inicial de 31.843 millones, sólo se invirtieron realmente 18.211 millones; es decir, el 43% menos de lo que se tenía previsto inicialmente", explicó.

Molins señaló que el proceso es el inverso en la partida de publicidad porque era inicialmente de 829 millones de pesetas y al final se gastaron 1.515 millones, "sin contar en esta partida final los gastos de los organismos autónomos y las empresas públicas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de julio de 2000