Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PT cree que la inestabilidad de Telefónica daña a su alianza

La "cierta inestabilidad" que vive la compañía española Telefónica no ayuda a definir las futuras alianzas de Portugal Telecom (PT), con quien mantiene un acuerdo estratégico, afirma el presidente del grupo luso, Francisco Murteira Nabo. Murteria Nabao, en un entrevista que publicó ayer el diario Público, asegura que Telefónica es una de las cinco opciones que el grupo PT analiza para reforzar sus alianzas estratégicas. Sobre los problemas que afronta el presidente del grupo español, Murteira Nabo dijo que "nuestra alianza es con Telefónica no con Juan Villalonga, pero la situación de cierta inestabilidad en que se encuentra Telefónica no ayuda. Aunque es uno de nuestros potenciales socios, ya lo es hoy". El presidente de PT insistió en que actualmente barajan "cinco hipótesis de trabajo y una de ellas es Telefónica", empresa que tiene el 4,75% del grupo luso, en el que British Telecom (BT) participa con el 1% del capital.

Destacó que los futuros acuerdos de PT no pasan necesariamente por el grupo español y aseveró que "tenemos escenarios alternativos. Telefónica y BT son dos aliados que elegí para analizar la posibilidad de profundizar nuestra relación". Murteria Nabo explicó que "en los últimos ocho meses hemos trabajado sobre la consolidación de nuestra empresa y concluimos que PT tiene ventaja, al menos en algunas áreas de negocios, para aumentar su peso y hacer algunas alianzas por razones de costos. Estamos reconsiderando nuestros acuerdos, para reforzarlos o para desarrollar otros con nuevos socios".

Por su parte Telefónica anunció ayer que ha emitido 2.000 millones de euros (332.772 millones de pesetas) en forma de papel comercial europeo con el objetivo de adquirir recursos económicos adicionales a corto plazo y una mayor flexibilidad financiera. El programa puesto en marcha hace posible la emisión de notas al descuento, con tipo de interés implícito o referencias a un índice. Además, pueden estar denominadas en cualquier divisa y tendrán un vencimiento máximo de 365 días, salvo para la libra esterlina, que será de 364.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000