Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pires regatea al Madrid

El medio francés ficha por el Arsenal para los cuatro próximos años

El internacional francés y centrocampista del Olímpico de Marsella Robert Pires, al que pretendía el Real Madrid, fichó ayer por el Arsenal inglés para las cuatro próximas temporadas. Es el sorprendente desenlace que, como en las mejores comedias de enredo pergeñadas por Hollywood, zanja definitivamente las especulaciones en torno al futuro del internacional francés."Madrid es lo mejor para mí", afirmó Pires nada más ganar el domingo la Eurocopa. Por un momento dio la impresión de que el jugador que le había dado el título a Francia, el futbolista que con una exquisita internada por la banda izquierda sirvió en bandeja el gol decisivo a Trezeguet, ya vestía de blanco. Sólo fue un espejismo. Horas después, ya por la mañana, mientras sus compañeros de selección regresaban a París con la Eurocopa bajo el brazo, Pires volaba a Londres, pasaba el preceptivo examen médico y firmaba con el Arsenal por las cuatro próximas temporadas.

A pesar de lo manifestado por el jugador el domingo por la noche, la marcha de Pires al Arsenal no ha sorprendido a José Martínez Pirri, director deportivo del Real Madrid. "Ha sido una operación que no me ha gustado desde el principio", admitía ayer Pirri. "Hemos tenido contactos con él desde hace tiempo, antes incluso de la convocatoria de elecciones, pero todo se complicó con tanto lío de intermediarios, abogados, representantes... Ha habido demasiada gente ofreciendo al jugador, que un día ha dicho que sí quería venir y otro que no. Me hubiese gustado hablar con él personalmente, pero en estos últimos días ha sido imposible", explicó.

Pires personalmente anunció ayer su fichaje. "He firmado por cuatro años con el Arsenal. Me siento feliz. Me incorporo a un gran club y me reencuentro con mis amigos franceses", confesó el jugador, que en el Arsenal compartirá vestuario con cuatro compatriotas (Vieira, Henry, Petit y Grimandi) y estará a las órdenes del entrenador francés Arsène Wenger. Ésa ha sido una de las claves de la llegada de Pires al Arsenal. Wenger ha hablado personalmente con el jugador en varias ocasiones antes de cerrarse el traspaso, y a él dedicó ayer Pires sus mayores elogios. "Tengo una gran admiración y respeto por Wenger, el máximo responsable de la transformación que han sufrido las carreras de mis compañeros Grimandi, Henry, Petit, Vieira y, por supuesto, Anelka [el delantero jugaba en el Arsenal antes de fichar por el Madrid]".

El entrenador del Arsenal, que ayer también anunció la contratación de Edu, centrocampista brasileño de 22 años perteneciente al Corinthians, se felicitó por ambos fichajes. "Se trata de dos jugadores con mucho talento, dos centrocampistas versátiles, hábiles y polivalentes. Estoy contento con ambas incorporaciones, aunque espero que se fiche a otro jugador más", declaró Wenger.

Robert Pires, 38 veces internacional con Francia, hijo de padre portugués y madre española, nació hace 27 años en Reims, donde empezó su carrera en las categorías inferiores del Stade. En 1992 pasó al Metz, con el que debutó en Primera recién cumplidos los 20 años y donde se reveló como un centrocampista de gran técnica, que se incorpora habitualmente al ataque y con capacidad para jugar por ambas bandas. En 1998, después de ganar el Mundial con Francia, fichó por el Olímpico de Marsella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000