Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los arquitectos miran Madrid

Los arquitectos madrileños consideran que sus colegas catalanes se han vuelto tibios. Ni fríos ni calientes, correctos, discretos y poco más. Eso es lo que deja entrever el escrito de presentación de la muestra Reciclando Madrid, firmado por el colectivo BOPBBA, comisarios de la exposición. Los organizadores de esta exhibición, sobre los trabajos de los proyectistas madrileños Ábalos y Herreros, consideran que la brillante generación de arquitectos catalanes que levantó sus edificios en las últimas décadas "se ha desvanecido en esfuerzos individuales o fórmulas rutinarias de buen gusto a las que les faltan la emoción y el sentido de aventura del descubrimiento artístico". Frente a la pobreza de la producción arquitectónica catalana, sostienen que el foco de atención se ha trasladado a Madrid de la mano de una nueva generación de arquitectos "que desbordan en audacia y variedad a sus colegas barceloneses".Iñaki Ábalos (San Sebastián, 1956) y Juan Herreros (El Escorial, 1958) son, de acuerdo con los comisarios, el eje en torno al que gira la nueva arquitectura de la capital. Estos proyectistas se han especializado en edificios extraños, tan en consonancia de los nuevos tiempos y las nuevas formas de vida como habitualmente descuidados por la buena arquitectura. Plantas depuradoras, centros de reciclaje, bloques de viviendas, polideportivos y pabellones forman un núcleo de trabajo que afronta la arquitectura desde la realidad más que desde la utopía.

Su manera realista pero no resignada de hacer y entender la arquitectura es lo que proponen para reciclar Madrid. La capital de España es la tercera mayor de Europa, tras Londres y París. Tiene hoy el mismo tamaño que la isla de Mallorca y cinco millones de habitantes. Tradicionalmente ha crecido respirando por el norte -donde se encuentran las áreas residenciales- y ubicando la industria y las ciudades dormitorio en el sur.

"Si fuéramos arquitectos modernos, pensaríamos en términos morales y trataríamos de reformar el magma que Madrid es hoy. Pero parece más necesario encontrar en ese magma un sustrato poético, entenderlo como algo que está invitando a ensayar una mirada nueva", aseguran Ábalos y Herreros. Esa nueva mirada puede verse en la sede del Colegio de Arquitectos de Cataluña, en Barcelona, hasta el 9 de septiembre.

Otras dos exposiciones, Emergencias, que recoge el trabajo de tres jóvenes estudios de arquitectos de la capital (Eduardo Arroyo, Ángel Borrego y el colectivo Cero9) y una exhibición de fotografías del centro de reciclaje Valdemingómez, realizadas por Luis Asín, completan la panorámica sobre la nueva arquitectura madrileña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de junio de 2000

Más información

  • Una exposición dedicada a Iñaki Ábalos y Juan Herreros abona la tesis de que el nuevo foco arquitectónico está en la capital