Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Florentino Pérez basa su programa electoral en los derechos del socio

Florentino Pérez, el presidente de la empresa constructora ACS, presentó ayer su programa para las elecciones del Real Madrid, fijadas para el 23 de julio. Su proyecto supone una invitación a los socios para que se impliquen en el cambio que exige el club, ahora, como dijo este candidato, en manos de "amigos y familiares". Uno de sus objetivos es acabar durante su mandato con los 40.000 millones que debe el club, "el más endeudado del mundo", según explicó.

"Así, gana el Madrid", es el lema con el que Florentino Pérez dio a conocer ayer su programa electoral en una conferencia de prensa ante un millar de asistentes, entre ellos el ex secretario de Estado de Comunicación Pedro Antonio Martín Marín (figuró en su candidatura en las elecciones que perdió en 1995); el director de la Vuelta a España, Enrique Franco, y los ex jugadores Benito, Sanjosé, Agustín y el ex baloncestista Rullán, así como el gimnasta Jesús Carballo y conocidos socios madridistas. También presentó su junta de gobierno con 14 directivos, en la que destacan los vicepresidentes Juan Abelló (el único ausente por motivos de negocio) y Fernando Fernández Tapias; el secretario Marta Silva; el tesorero Luis del Rivero; y entre los vocales, el exjugador Amancio.Su programa deposita una relevancia vital a los socios, en contraposición con el trato que estima han recibido de la directiva saliente, que "ha despreciado y burlado los derechos", entre ellos, adelantar las elecciones -Lorenzo Sanz acababa su mandato presidencial en septiembre de 2001- en un mes como julio.

Florentino Pérez destacó, en este sentido, un decálogo de los derechos del socio, "de los que está hecho nuestro programa". Esos derechos conllevan unos compromisos por su parte: acabar en su mandato con la deuda del club que supera los 40.000 millones; construir una nueva Ciudad Deportiva de 120 hectáreas, abrir escuelas de futbolistas en Madrid, Buenos Aires, Río de Janeiro y Sao Paulo; aumentar los ingresos actuales hasta 30.000 millones en el primer año y después un mínimo de un 20% anual, inaugurar el museo del club en el 2002 y, mediante referendum, que el Bernabéu no sea nunca demolido y que el club nunca sea sociedad anónima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de junio de 2000

Más información

  • Su objetivo, acabar con la deuda del Madrid: 40.000 millones