Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 10 años de cárcel por el secuestro de una joven cuyo novio debía 20 millones

El fiscal solicitó ayer un total de 10 años de prisión para dos hombres que en agosto de 1998 detuvieron ilegalmente a una conocida con el fin de conseguir que su novio les devolviera una deuda de 20 millones. La mujer estuvo secuestrada 22 días, hasta que consiguió huir. El fiscal pedía en un principio 15 y 14 años de cárcel para cada uno de ellos, pero rebajó la pena al llegar a un acuerdo con las defensas de los acusados. El juicio contra O. A. Z. M. y W. A. Z. A., ambos de 28 años de edad, tenía previsto celebrarse ayer en la Audiencia de Madrid, pero fue suspendido al haber conformidad entre la acusación y las defensas, quienes explicaron que los procesados reconocieron los hechos que se les imputan. Éstos son, además del delito de detención ilegal, una falta de lesiones y los delitos de falsedad y tenencia ilícita de armas.

Según el fiscal, sobre las doce del mediodía del 25 de agosto de 1998, O. A. se encontró con la víctima, a la que conocía con anterioridad, en un centro comercial del distrito de Vallecas. Tras entablar una conversación, el acusado se ofreció a trasladarla a su domicilio, pidiéndole que se sentara en la parte trasera del vehículo porque iban otros amigos. Efectivamente, nada más subir la mujer entraron en el vehículo tres personas más; entre ellas, el también acusado M. A., de nacionalidad colombiana, quien, junto a otro de los ocupantes del coche, acorraló a la chica. Así, O. A. inició la marcha del automóvil e informó a la mujer de que querían hablar con su novio.

A continuación, el acusado paró el coche y bajó a la chica, "a la que los aludidos pusieron unos grilletes en las muñecas y la metieron en el maletero del vehículo" para trasladarla a un domicilio situado en la calle de Juan Vera. Una vez en dicho lugar, la mujer fue introducida en una habitación, siempre con los grilletes puestos, comunicándole O. A. que su novio les debía 20 millones de pesetas "y que ella iba a permanecer allí en tanto no les fuera abonada dicha cantidad", señala el fiscal. La víctima permaneció retenida en dicha habitación hasta el 14 de septiembre, 20 días, durante los cuales estuvo vigilada por los procesados y sus compañeros, en paradero desconocido.

Amenazas de muerte

El fiscal señala que el acusado O.A. estuvo durante ese tiempo amedrentando a la mujer con matar a su familia si su novio no aparecía para pagar la cantidad que se le solicitaba. El citado día14, los dos procesados y una tercera persona sacaron a la secuestrada del domicilio de la calle de Juan Vera y, en el mismo coche que la vez anterior, la trasladaron hasta una nave situada en el kilómetro 39,500 de la M-600, "permaneciendo parte del camino en el maletero del vehículo". "En dicha nave", añade el fiscal, "la mujer permaneció atada al volante de un vehículo hasta la mañana del día 16, cuando consiguió librarse de sus ataduras y huir de la nave tras romper un cristal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 2000