Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Antoni Brufau, Director general del Grupo La Caixa

"El escenario natural del grupo industrial de La Caixa es Europa"

Economista y exauditor de Arthur Andersen, dirige el grupo de empresas de La Caixa, recién agrupado en la nueva sociedad Caixaholding. Brufau, de 50 años, afirma que Europa es el campo de acción del grupo empresarial.El grupo industrial de La Caixa, con un valor de mercado superior a los tres billones de pesetas, integra la mayor cartera de participaciones empresariales del mercado financiero español. La entidad ha reunido sus participadas en Caixaholding, una sociedad que le permitirá tener la agilidad de una empresa privada en sus operaciones empresariales. Esta nueva estructura del grupo empresarial abre la vía a posibles intercambios accionariales y salidas a bolsa de algunas áreas de negocio, aunque la entidad dice que no lo prevé. Caixaholding tiene participaciones en empresas energéticas, de seguros, telecomunicaciones o el negocio inmobiliario y ahora prepara un salto para actuar en Europa.

Pregunta. La Caixa ha creado una empresa que reúne todas sus participaciones empresariales. ¿Para qué se constituye la sociedad?

Respuesta. Básicamente, para reordenar toda la cartera de empresas participadas. La Caixa tiene más de un centenar de sociedades y participadas y cada vez hay más actividad en ellas. Por poner un ejemplo, en negocios de Internet, en los últimos meses hemos constituido más de diez compañías. La creación de Caixaholding permite centrar una parte importante del negocio de La Caixa, complementario al negocio financiero, desde un punto de vista de gestión y analítico para un mejor control de nuestras actividades. No olvidemos que la sociedad que hemos creado tiene un valor contable de 1,6 billones de pesetas y un valor de mercado superior a los tres billones.

P. ¿No se crea la empresa para superar el marco legal que impide a las cajas tener capital y hacer intercambios accionariales? Ahora tendrá capital con sus participaciones empresariales a través de esta sociedad.

R. La creación de Caixaholding obedece a razones de gestión empresarial. Por tanto, no se diseñó con el objetivo de superar nuestro marco legal. Esta sociedad agrupa diferentes tipos de negocios como el bancario, el financiero, el asegurador, el inmobiliario, el viario, el de negocios por Internet y el de servicios. Para los inversores profesionales, cuando una sociedad holding agrupa sectores tan diferentes es preferible focalizar sus inversiones en los sectores en lugar de hacerlo en el conjunto. No está prevista ninguna colocación en bolsa, pero en nuestro caso el interés de los inversores pensamos que podría ser mayor en nuestras participaciones directas o subgrupos de empresas que en la nueva sociedad holding.

P. ¿Cuál será el escenario de expansión del grupo industrial de La Caixa?

R. El escenario natural es Europa, como también es el escenario natural de la mayoría de las empresas que forman parte de Caixaholding.

P. Éste es un salto cualitativo, porque desde hace 15 años el objetivo es crecer en España.

R. La prioridad de La Caixa en el campo financiero consiste en profundizar en el mercado español. Lo hemos dicho muchas veces y a ello hemos dedicado una gran cantidad de recursos, realizando un crecimiento orgánico que nos ha permitido más que doblar el número de oficinas en los últimos diez años. La mayor parte de las nuevas oficinas se han abierto fuera de Cataluña y Baleares. Nuestra red de oficinas es hoy similar a las que tienen los dos grandes grupos bancarios españoles y, sin embargo, nuestra cuota de negocio tiene todavía una gran capacidad de crecimiento.

P. ¿No van a continuar las inversiones en España?

R. No creemos que se hayan agotado todas las oportunidades de invertir en España en función de los criterios que nosotros valoramos a la hora de decidir en dónde invertir. Pero estamos convencidos de que nuestro mercado y campo de actuación no pueden dejar de tomar en consideración la nueva realidad europea. Por eso, hemos tomado participaciones en sociedades como Fortis, Suez Lyonnaise des Eaux y Deutsche Bank. Las empresas españolas, que focalizan sus inversiones en los países de Latinoamérica, están comenzando a invertir también en el mercado europeo.

P. ¿Van a aumentar sus participaciones en las empresas o sectores en los que ya están presentes?

R. En el sector de las telecomunicaciones participamos en el mayor operador, que es Telefónica, con casi el 5% del capital. En energía participamos en Endesa con un 5%, y en Hidrocantábrico con un 11,5%. Estamos en Gas Natural, con un 26%; en Repsol-YPF, con un 10%; en el campo de los servicios estamos en Aguas de Barcelona, con un 25%, y en ACESA con un 35%. Es decir, nos parece que ya estamos en las empresas y en los sectores en los que queremos estar.

P. La Caixa ha demostrado su vocación europea comprando el 3,8% del Deutsche Bank. ¿Va a elevar su participación en el banco alemán hasta el 5% para lograr las ventajas fiscales que prevé la ley?

R. Las ventajas fiscales que podemos tener al superar el 5% del capital de la sociedad y que básicamente consisten en una menor tributación de los dividendos recibidos contribuyen a mejorar la rentabilidad de las inversiones. Sin embargo, no siempre resulta posible conseguir estos niveles del 5%, ya que en muchos casos, como éste, supone realizar grandes desembolsos.

P. En el caso de Gas Natural, da la sensación de que La Caixa ha perdido la posición que tenía, pese a que es también accionista de Repsol-YPF, y de que será menos decisiva.

R. Cuando se constituyó Gas Natural, en 1990, se pactó una composición paritaria de los órganos de gobierno de la sociedad entre Repsol-YPF y nosotros. Asimismo, La Caixa nombra al presidente y Repsol-YPF al consejero delegado. El socio industrial era desde entonces, y lo continúa siendo, Repsol-YPF, porque éste es precisamente uno de los grandes activos que tiene Gas Natural. Repsol-YPF es una de las mejores compañías petrolero-gasistas del mundo y su apoyo decidido a la gestión de Gas Natural ha representado una gran contribución.

P. Respecto a Telefónica, ¿hay satisfacción con la gestión de la compañía? La Bolsa parece que está penalizando las últimas operaciones de la empresa.

R. Cuando una sociedad multiplica por cuatro su valor en pocos años significa que también puede estar expuesta a que temporalmente sufra caídas en su cotización. Una gestión no la puedes medir únicamente por situaciones puntuales en momentos difíciles. Nuestra inversión es de 128.000 millones de pesetas y su valor de mercado actual es de 632.000 millones. ¿Cómo podemos criticar esta situación? Desde la perspectiva de los mercados es evidente que el equipo gestor de Telefónica ha generado valor para los accionistas.

P. ¿Cómo se va a dirigir Caixaholding?

R. Al tratarse de una sociedad que está participada en un 100 % por La Caixa, su consejo de administración ha decidido que sea la Comisión Ejecutiva de La Caixa la que, junto con los directores generales Isidre Fainé y yo mismo, asuma el papel del consejo de administración de la nueva sociedad. La relación troncal entre Caixaholding y la matriz es, por lo tanto, evidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de junio de 2000