Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McDermott quiere crear una sociedad sobre los activos de Mecapeña

VIENE DE LA PÁGINA 1 La intención de la firma estadounidense es crear una nueva sociedad a la que se trasladarían los activos de Mecánica de la Peña. En todo caso, el proyecto concreto, que ha suscitado el interés del Ejecutivo de Vitoria, se encuentra aún pendiente de un análisis más profundo. En este sentido, el Gobierno ha solicitado a la multinacional McDermott el plan industrial que está diseñando para Mecánica de la Peña, al objeto de analizar los posibles apoyos de la Administración.

Josu Jon Imaz, consejero de Industria, rechazó anteayer que la Administración esté dejando morir al grupo vasco de bienes de equipo, tal y como señaló Comisiones Obreras. Este sindicato tiene presentados tres informes ante la Fiscalía Anticorrupción y estudia presentar una querella criminal contra los principales gestores de la firma vizcaína por el pago de elevadas comisiones en el extranjero.

Plan industrial

El Gobierno, en la medida que haya un plan industrial y un plan de viabilidad encima de la mesa pondrá todos los mecanismos que a la Administración le corresponden para tratar de garantizar el futuro del mismo. Además, el consejero señaló que no van a realizar valoraciones o especulaciones previas sobre lo ocurrido en Mecánica de la Peña hasta conocer los resultados de las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción.

"Desde el Gobierno lo que haremos será esperar el análisis de estos datos y los resultados de la investigación sin entrar en valoraciones o especulaciones previas". Imaz reiteró que su departamento sigue apostando por un socio tecnológico, industrial y financiero para Mecapeña y por la reordenación del sector de bienes de equipo. El Gobierno considera que el objetivo prioritario es asegurar el futuro de Mecánica de la Peña, lo que implica conseguir que algún grupo industrial garantice la viabilidad de esta empresa de bienes de equipo.

Mecánica de la Peña está controlada por la multinacional anglonoruega Kvaerner (51%) y el grupo vasco Hi-Tec.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2000