Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berezovski pide a Putin que renuncie a fortalecer el poder central

La Duma (Cámara baja del Parlamento ruso) debate hoy en primera lectura el paquete legislativo con el que el presidente Vladímir Putin intenta fortalecer el poder central y segar la hierba bajo los pies de los influyentes líderes regionales. Los pronósticos apuntan a que los diputados se plegarán a los deseos del líder del Kremlin. Las reservas, sorprendentemente, han llegado del maquiavélico Borís Berezovski, el oligarca por antonomasia, quien, en una carta abierta a Putin, le pide que renuncie a sus planes, porque podrían conducir a la desintegración de Rusia. La cadena de televisión privada NTV especulaba con que el mensaje de Berezvoski puede ser interpretado de dos maneras: que el plan de reforma del Estado divide al entorno del presidente, o que el magnate se ha quedado por una vez sin apoyos en el Kremlin. Putin ha nombrado por decreto siete representantes directos en otras tantas megarregiones que se superponen a los 89 "sujetos de la federación": repúblicas, territorios y provincias. Además, ha presentado a la Duma proyectos de ley para eliminar del Senado y poder destituir a los líderes regionales. El decreto y las leyes, añade el magnate, "cambiarán radicalmente la estructura del Estado". Hasta ahora, Berezovski estaba demasiado ocupado en defender sus intereses económicos y colocar a sus hombres en los puestos clave del poder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000