Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EU asume el reto de construir con otras fuerzas un polo de izquierdas

Esquerra Unida (EU) se mostró ayer dispuesta a asumir el reto de construir junto a otras fuerzas políticas un polo de izquierdas capaz de recuperar la mayoría social y electoral con el horizonte puesto en las elecciones autonómicas de 2003. "Estamos trabajando en serio en buscar alternativas a la mayoría de Partido Popular", sentenció el coordinador general de Esquerra Unida, Joan Ribó, que advirtió a la dirección permanente del partido de que hay que tomar en serio la propuesta del Bloc.

El pragmatismo parece empezar a imponerse en los partidos situados a la izquierda del PSPV-PSOE tras el mazazo electoral de las últimas convocatorias electorales que otorgaron a los populares una amplísima mayoría absoluta en la práctica totalidad de las instituciones. El coordinador general de Esquerra Unida, Joan Ribó, informó ayer a los miembros de la dirección permanente de las reuniones mantenidas con las direcciones del Bloc Nacionalista Valencià, Els Verds y el Front Nacionalista Valencià. Unos contactos que se sumarán a los que el dirigente de EU, Joan Ribó, prevé mantener a partir de la semana que viene con la dirección provisional del PSPV, que preside Francisco Granados.La voluntad de la dirección de Esquerra Unida de trabajar para lograr acuerdos con el resto de partidos de izquierda -y evitar una nueva frustración como la Entesa al Senat de las últimas elecciones generales- ha llevado a su coordinador general, Joan Ribó, a remitir una carta a la dirección de Nova Esquerra, partido escindido que se coaligó con los socialistas, solicitando una reunión.

"Hay que trabajar en el marco de la unidad de la izquierda y también queremos hablar con ellos", argumentó ayer Joan Ribó, que es consciente de que los esquemas políticos utilizados hasta ahora se han demostrado insuficientes para recuperar la confianza del electorado.

Según Ribó, la oferta realizada por el Bloc para converger en una única candidatura electoral en las elecciones autonómicas en el 2003 es seria, porque se trata de una propuesta meditada por parte de la dirección nacionalista tras un detallado análisis de la situación política.

El coordinador general de EU instó ayer a debatir la propuesta del Bloc de manera seria para ofrecer una respuesta meditada que sirva para avanzar en la construcción, lenta pero segura, de un nuevo espacio de progreso que respete la pluralidad de la izquierda. Según Joan Ribó, Esquerra Unida dispone de autonomía suficiente para alcanzar acuerdos en su ámbito territorial, aunque no está dispuesta a limitar su ámbito de actuación al País Valenciano renunciando a participar en la estructura federal de Izquierda Unida, ya que cuestiones como la construcción europea o la regulación del mercado laboral requieren de ámbitos de actuación estatales y europeos.

La necesidad de trabajar en la dirección apuntada por Ribó ha empezado a calar en el seno de Esquerra Unida y en sectores significativos del Partido Comunista, socio mayoritario de la coalición, pese a que la dirección permanente de EU es consciente de que el resultado de la renovación pendiente en Izquierda Unida federal condicionará la estrategia de la federación valenciana. La asamblea de Izquierda Unida está prevista para el próximo mes de octubre.

Calendario de asambleas

Por otra parte, la dirección permanente de Esquerra Unida abordó ayer el calendario de la próxima asamblea, prevista inicialmente para la primera semana de diciembre. La dirección defendió la necesidad de que los documentos que se discutirán en el congreso sean aprobados por el Consell Nacional -máximo órgano entre asambleas- antes de las vacaciones de verano.

De esta manera se pretende que los compromisarios y las bases dispongan de tiempo más que suficiente para conocer los documentos y debatirlos en profundidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 2000

Más información

  • La formación pide entrevistarse con la dirección de Nova Esquerra