Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torres Hurtado seguirá como delegado del Gobierno

José Torres Hurtado, de 53 años, seguirá como delegado del Gobierno en Andalucía, cargo que ha desempeñado desde 1996. La continuidad de Torres Hurtado se daba por hecha en el PP desde hace varias semanas, aunque públicamente ningún dirigente había confirmado este extremo. Esta ratificación se fraguó hace una semana, cuando el ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, de quien dependen órganicamente los delegados del Gobierno, llamó telefónicamente a Torres Hurtado para preguntarle su disposición para continuar en el cargo, algo que éste aceptó de inmediato.Posteriormente, Torres Hurtado recibió la llamada de felicitación del secretario general del PP, Javier Arenas, que fue el impulsor de su nombramiento hace cuatro años, una vez que Manuel Atencia, el anterior portavoz de los populares en el Parlamento andaluz, renunciase a este cargo.

La llegada del PP al poder en 1996 hizo que la figura del delegado del Gobierno en Andalucía, comunidad gobernada por el PSOE, adquiriese una relevancia que antes no tenía. De hecho, uno de los aspectos que más se han valorado para la continuidad de Torres Hurtado ha sido el papel que desempeñó en los primeros años de la anterior legislatura.

Con un Partido Popular fracturado en Andalucía por la ausencia de Javier Arenas y enfrascado en pugnas internas, Torres Hurtado fue uno de los dirigentes que más se mojó en esa fase en la defensa del Gobierno de José María Aznar y, además, internamente desempeñó un papel moderador. Con la llegada de Teófila Martínez a la presidencia regional de esta formación, Torres Hurtado volvió a un puesto más secundario tanto en la defensa del Ejecutivo como en el propio PP.

Ayer mismo, Torres Hurtado expresaba su satisfacción por su continuidad y destacaba que en estos cuatro años los asuntos más difíciles con los que se ha encontrado han sido la detención del comando Andalucía de ETA, las inundaciones de hace tres años y el flujo de inmigrantes que intentan llegar ilegalmente a la comunidad. "Andalucía es una comunidad grande, complicada, pero hemos salido del paso", aseguró ayer el delegado del Gobierno, que espera que en esta legislatura las relaciones entre la Junta y el Ejecutivo central se encaucen y se abra una etapa de entendimiento.

Por otra parte, la designación de Isabel Torné, diputada autonómica por Granada, como directora del Gabinete de Celia Villalobos en el Ministerio de Sanidad va a provocar que el PP tenga que hacer un cambio en la dirección de su grupo parlamentario. Torné, que entró por primera vez en las listas del PP en las últimas elecciones, fue designada recientemente portavoz adjunta en la Cámara autonómica, pero ahora tendrá que dejar su acta de diputada, que asumirá Santiago Pérez López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de mayo de 2000