Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZMÉDICO PSIQUIATRA

"La hipnosis clínica no tiene nada que ver con el espectáculo"

Los programas de televisión en los que un supuesto hipnotizador logra que un grupo de personas haga las más surrealistas tonterías son una falacia. "Casi siempre son personas compradas que interpretan un papel", afirma el médico psiquiatra Miguel Ángel Rodríguez, ex director del extinto hospital Psiquiátrico de Carabanchel. Rodríguez, de 48 años, ha intervenido como perito psiquiatra en decenas de juicios con acusados lamentablemte famosos por sus terribles crímenes: el mendigo psicópata, el asesino de ancianos de Santander... Es de los pocos psiquiatras de Madrid que practican la hipnosis como terapia clínica, como una técnica que permite llevar al paciente "a la relajación profunda, bloquear su consciente y hablar con su insconciente". De esa forma se pueden desterrar las fobias que anidan en algunas mentes. Por su consulta (en la calle de Francisco Silvela) pasan muchas patologías de ese tipo. Rodríguez acaba de publicar la primera parte de un libro titulado Hipnosis, un camino diferente. Pregunta. Si usted hipnotiza a un paciente y, por ejemplo, le pide que se desnude, ¿éste lo hace?

Respuesta. No, el mensaje ha de ser positivo. La voluntad no se anula. Lo más probable es que esa persona, ante una petición de ese tipo, abra los ojos, extrañada, y torne a su estado de conciencia. La hipnosis clínica no tiene nada que ver con la del espectáculo.

P. ¿Como curar una fobia?

R. Si una persona siente aversión por los ratones, por ejemplo, cabe relajarla profundamente y actuar sobre su insconciente. Le dices: 'mira, aquí hay una rata y no pasa nada'... Es un proceso largo, difícil de explicar y complejo; pero, en mi opinión, efectivo.

P. Hipnosis, un camino diferente, ¿es un libro de carácter científico?

R. No, es un trabajo que quiere acercar la hipnosis a todo el mundo, desmitificarla, pues está infravalorada, quizá debido a su aparición en espectáculos.

P. ¿Qué patologías trata usted con la hipnosis?

R. Es efectiva sobre todo en fobias, trastornos de ansiedad y alteraciones del estado anímico. No la empleo para las esquizofrenias, que hoy disponen de fármacos muy eficaces para combatirla.

P. Si tan eficaz es, ¿por qué se usa tan poco?

R. Por dos razones: existe un gran desconocimiento sobre ella debido a que ha tenido mala prensa, y eso ha relegado su estudio. La segunda razón es que no es la panacea.

P. ¿Por qué razón?

R. Porque es una técnica que actúa cuando el individuo consigue entrar en trance hipnótico, y esto no siempre se consigue, bien porque el paciente se ponga nervioso o bien porque muestre un excesivo interés en llegar a ese estado. Por este motivo, los profesionales debemos contar con la ayuda de otras herramientas terapéuticas.

P. ¿Qué tipo de herramientas?

R. En mi caso, las farmacológicas y la psicoterapia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de abril de 2000