Consolidación

Los mercados de valores continúan con su particular ejercicio de consolidación y ayer consiguieron pequeños avances que confirman el aparente carácter coyuntural de la caída del pasado viernes. De hecho, el mercado Nasdaq ha ganado en dos sesiones más de lo que perdió aquel día y todo indica que lo único que importa es saber comprar y vender a tiempo pero, en cualquier caso, sin perder los nervios.Los inversores europeos, que utilizan más la memoria, tienen serios problemas para dejar de lado aquel día de crisis y, sobre todo, el proceso anterior en el que las pérdidas acumuladas por el mercado Nasdaq superaron el 30%.

Con las bolsas relativamente tranquilas, la atención de los mercados se centraba ayer en el euro, que volvió a marcar un mínimo histórico en su cambio oficial, esta vez en 0,9461 dólares, y que a última hora de la tarde alcanzaba un mínimo de mercado con 0,9360.

El interés de las bolsas europeas para los inversores de otros países decrece con el valor de la moneda, que en este año ha acumulado una pérdida del 5,82% frente al dólar, la moneda única de la inversión internacional. Esto significa que alguien que hubiera invertido en la zona euro perdería esa cifra por el cambio de moneda, al margen de lo que hubiera oscilado el activo en cuestión.

La rentabilidad de la deuda a 10 años subió dos centésimas como consecuencia del aumento de las tensiones sobre los tipos de interés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de abril de 2000.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50