Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Liga de Campeones

El Madrid llega a Manchester con las bajas de Guti, Sanchis y Hierro

Sin muchas precisiones sobre su alineación para el partido de mañana, el Madrid llegó ayer a Manchester con la certeza de encontrarse frente al partido que marcará su recta final de esta temporada: una victoria le lanzaría definitivamente, muy acomodado en Liga y Copa tras los sorprendentes resultados de las últimas semanas; una derrota en Old Trafford, aunque previsible según todas las quinielas, podría abrir una grieta en la moral de la plantilla, que ha visto últimamente que se puede, pese a los esfuerzos y el calendario, seguir acumulando victorias, incluso sin jugar bien. Del Bosque no podrá contar con los lesionados Hierro, Sanchis y Guti, quienes de todas maneras han viajado a Manchester, y recupera a Roberto Carlos, Karembeu y Julio César.Roberto Carlos, cuya presencia es casi segura, necesitaría un mes de descanso para recuperarse de una lesión en el tendón que ha llevado a su compatriota, Ronaldo, al borde de su retirada del fútbol. El lateral brasileño del Madrid sufre una inflamación en la membrana que recubre el tendón rotuliano de la rodilla derecha. Una dolencia que no le impide jugar ni entrenarse. Ayer se entrenó con normalidad, jugó un partidillo y lo hizo controlándose, sin esforzarse. Después de la práctica aseguró que espera jugar contra el Manchester en Old Trafford. En la ida, en el Bernabéu, hizo un gran partido y lo terminó medio cojo, con un agudo dolor. En unas imágenes de Canal + se le vio dirigiéndose a un compañero, y el lector de labios interpretó un "ya no puedo más".

Según Alfonso del Corral, jefe de los servicios médicos del Real Madrid, el jugador deberá esperar a las vacaciones para lograr una recuperación completa: "Necesitaría un mes para recuperarse de esa lesión, y a esta altura de la temporada más vale esperar". El brasileño fue baja en los dos últimos encuentros que jugó el Madrid, el de Copa contra el Espanyol, y contra el Zaragoza, el sábado.

Keane intentó no jugar

En el Manchester United, mientras tanto, todo es calma, tras la goleada del sábado frente al Sunderland, que lo deja a un paso de su quinta Liga en siete años. El equipo está en un momento de forma admirable (el portero Bosnich, que no se entrenó ayer, es la única duda de Ferguson), y sólo una historia publicada ayer por The Mirror empaña la paz de su vestuario. Según el tabloide londinense, el capitán del Manchester, Roy Keane, pidió a la directiva que le apartara del equipo para el partido frente al Middlesbrough hace diez días, en protesta por unas declaraciones del secretario del club, que había justificado el aumento de los abonos para la próximo temporada por los altos salarios que cobran los jugadores, y puso como ejemplo los emolumentos de Keane, cuya nueva paga es de casi 14 millones de pesetas semanales. El irlandés, que dijo haber recibido cartas amenazantes de algunos seguidores, finalmente colaboró, y mucho, en la victoria (4-3) de su equipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 2000