Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberdi cree llegada la hora de que una mujer aspire a liderar el PSOE

Cristina Alberdi, ex ministra socialista de Asuntos Sociales, considera que el actual es un buen momento para que una mujer opte en el próximo congreso del PSOE, a finales de julio, a la secretaría general del partido. En una entrevista concedida a la agencia Efe, dijo que, como mínimo, "estaría bien que concurrieran mujeres con normalidad" para ese puesto. La gestora que dirige el PSOE tras el fracaso electoral comenzará hoy a analizar un primer borrador, redactado por Alberdi, sobre la ponencia marco del congreso.

Cristina Alberdi es la primera dirigente que apuesta sin tapujos por una mujer para dirigir al PSOE en una de sus épocas más difíciles: la que vendrá tras el congreso de julio. Los socialistas tendrán que enfrentarse a una abrumadora mayoría absoluta del PP y construir un nuevo liderazgo y una nueva estrategia para tratar de ganar las próximas elecciones. Alberdi cree que hay mujeres en las filas socialistas que podrían hacer un buen papel en esa etapa.La ex ministra reconoce que hay bastantes mujeres en los niveles de dirección del PSOE, pero lamenta que, salvo excepciones, como la de María Antonia Martínez, en Murcia, no desempeñan tareas de máxima responsabilidad como organización.

Alberdi, miembro de la comisión política y responsable de la ponencia marco que debatirá el partido en el congreso de julio, cree que "puede ser bueno que haya más de un candidato" a la dirección. Así, pronostica que los nombres definitivos de los posibles candidatos aparecerán con fuerza en las tres o cuatro semanas anteriores a la asamblea.

Una de las fórmulas que estudia la Comisión Política para facilitar la aparición de candidatos a la sucesión del dimitido Joaquín Almunia es la de separar la elección del secretario general de la del resto de la Ejecutiva, con lo que se pretende evitar que la nueva dirección reproduzca el reparto territorial de las federaciones.

La gestora se reunirá hoy para estudiar un primer borrador de la ponencia marco del 35º congreso. Aunque no es previsible que quede definido ya el modelo de elección de los órganos de dirección, el portavoz de la comisión, Máximo Díaz Cano, ha explicado esta semana que se trata de buscar la máxima participación de todo el partido.

En cuanto a la posible utilización de las elecciones primarias, tal y como se reclama desde algunos sectores, Alberdi reconoce que es un debate que "aparecerá" aunque no se ponga en la ponencia que elaborará la Comisión Política, si bien recuerda que es un procedimiento excepcional que no figura en los estatutos. Tras aclarar que el congreso es "soberano" para adoptar decisiones al respecto, Alberdi opina que se trata de "una cosa más complicada, que requiere una organización determinada; por tanto, tal vez se decida posponer este tema".

En cuanto al análisis más general de los resultados electorales, la ex ministra cree que en el propio PSOE se ha "exagerado un poco" la falta de conexión del partido con la sociedad como posible causa de la derrota y opina que sí se ha logrado conectar "con un programa innovador y unas propuestas muy buenas", aunque quizá hayan quedado un tanto diluidas en la campaña electoral.

Dentro del debate y la situación de crisis que vive el PSOE ante la elección de una nueva dirección, el secretario general de las Juventudes Socialistas, José Manuel Caballero, reclamó ayer a los dirigentes de su partido que concedan mayor protagonismo a los jóvenes en el proceso de renovación, ya que lo considera "fundamental" para que los cambios sean eficaces.

En el pasado, según Caballero, en el PSOE "ha faltado capacidad de escucha" respecto a los jóvenes, algo que confía en poder corregir , aunque cree que, aunque sea "por omisión", esa situación se está repitiendo en esta etapa de crisis.

También Matilde Fernández, representante del sector guerrista, opinó ayer sobre el congreso de julio y se opuso a la posibilidad de que los delegados sean elegidos en listas abiertas tal y como quieren los borrellistas. Fernández, en declaraciones a Servimedia, dijo que este procedimiento podría dar lugar a "individualismos, superliderazgos y protagonismos", algo en lo que, según ella, no debe caer el PSOE.

NI aún apuesta por la unidad

El secretario general de Nueva Izquierda y diputado del grupo PSOE-Progresistas, Diego López Garrido, defendió ayer que el pacto entre los socialistas e Izquierda Unida fue "interesante" porque logró que la federación de izquierdas "evolucionara" en algunos aspectos. López Garrido, que hizo estas declaraciones antes de participar en la reunión del Consejo Federal de su formación, cree que "no hay que tirar por la borda" este nuevo escenario político, por lo que defiende la unidad de la izquierda -"aunque no hay que forzarla"-, pero con pactos distintos al que se hizo antes de las elecciones, ya que, según él, éste fue para gobernar "y no se ha conseguido".

La expresión "romper el pacto", según López Garrido, "no se ajusta a la realidad" porque sólo era válido si se ganaban los comicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de abril de 2000

Más información