Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las administraciones acuerdan un plan para evitar la violencia urbana en las zonas de ocio

La muerte del joven de Santa Coloma de Gramenet Carlos Javier Robledo Peña, de 22 años, tras una brutal paliza el sábado por la mañana ha puesto a las autoridades catalanas a trabajar contra la violencia urbana. Ayer se iniciaron las actuaciones. Por la mañana se celebró una reunión de urgencia en la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, de la que salió el compromiso de impulsar un plan de prevención específico de seguridad ciudadana. Por la tarde la alcaldesa de Santa Coloma anunció que el Ayuntamiento de la localidad se presentará como acusación particular.

La delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas,convocó ayer una reunión de urgencia con el fin de acordar las medidas y actuaciones necesarias para garantizar la seguridad ciudadana. A la reunión asistieron Manuela de Madre, presidenta de la comisión de justicia, derecho y seguridad ciudadana del Parlament, y alcaldesa de Santa Coloma; Xavier Pomés, consejero de Interior de la Generalitat, y Carme San Miguel, concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Barcelona. De la reunión, que se prolongó algo más de una hora, salió el compromiso de las tres administraciones (Gobierno, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona) de impulsar un plan específico de actuación para asegurar el orden en las zonas de ocio nocturno.

García-Valdecasas explicó que había encargado a la Jefatura Superior de Policía un informe policial sobre "las zonas y horarios más sensibles a la conflictividad" a partir del cual se elaborará un proyecto de prevención para garantizar la seguridad de todos los lugares de ocio durante el fin de semana. La delegada insistió en que, a pesar del asesinato del joven Carlos Javier, "no se están incrementando los hechos violentos, pero sí la agresividad y la brutalidad". En el mismo sentido se pronunció el consejero Xavier Pomés.

La delegada del Gobierno explicó que el plan de prevención incluye dos líneas de intervención: un incremento de la presencia policial en determinadas zonas y horarios, y un estricto control administrativo de los locales de ocio por parte de todas las administraciones competentes, lo que significa asegurar el cumplimiento de los horarios establecidos y del resto de las normativas, como la relativa al aforo de las salas. García-Valdecasas destacó que se tendrá especial cuidado en que el aumento de fuerzas de seguridad no implique una pérdida de la libertad individual.

Asimismo afirmó que nunca se ha dejado de actuar en las zonas de ocio de Barcelona, pero reconoció que la situación no es buena ya que "en estos momentos hay abiertos 80 expedientes a locales por incumplimiento de las normas".

Una vez definidas las líneas del plan de prevención presentado ayer, antes del viernes se celebrará otra reunión en la que se debatirán sus líneas fundamentales.

Repasar las medidas

Ante tan rápida movilización de las administraciones, tras la reunión se planteó el interrogante de si todas estas actuaciones anunciadas ahora no se podrían haber aplicado antes de tener que lamentar víctimas. Al respecto Julia García-Valdecasas declaró: "Llevamos tiempo trabajando. Ya existía un plan de prevención para zonas lúdicas conflictivas diseñado por la Delegación del Gobienro, y también otro del Ayuntamiento. Pero casos impactantes como este último nos obligan a repasar estas medidas y hacer un esfuerzo añadido para conseguir mayor eficacia y evitar que estos hechos puedan repetirse". En cuanto a las actuaciones llevadas a cabo por la policía tras la muerte del joven, la delegada del Gobierno aseguró que "detener a los autores del asesinato es un asunto prioritario para esclarecer todo el suceso". Sin embargo, apeló a la prudencia y no quiso ofrecer datos sobre las investigaciones policiales.

García-Valdecasas añadió que las tres administraciones pretenden impulsar estudios más amplios sobre la violencia juvenil en las aulas, el deporte y los hogares con el objetivo de "evitar que la juventud encuentre en la violencia una de sus formas de expresión o que sus ratos de ocio acaben en violencia".

Por su parte, el Departamento de Interior ha iniciado una amplia encuesta entre la población juvenil sobre esta cuestión.

Por la tarde, la diputada socialista Manuela de Madre, en su calidad de presidenta de la comisión de justicia, derecho y seguridad ciudadana del Parlament, reunió a todos los grupos e insistió en la necesidad de "no hacer partidismo y sumar todos los esfuerzos posibles para garantizar la tranquilidad y seguridad de la población, respetando en todo momento la libertad".

Tras visitar a la familia de Carlos Javier, la alcaldesa anunció que el Ayuntamiento se personará como acusación particular en la causa por el asesinato del joven. Respecto a los autores del crimen, la alcaldesa declaró que a pesar de que no se sabe si se trata de una banda de skins o de "gente que se divierte matando", se trata de "gente salvaje y por tanto fascista". El cadáver del joven será trasladado hoy, tras practicársele la autopsia, al tanatorio de Collserola, donde el miércoles será incinerado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 2000

Más información

  • La Guardia Urbana incrementará su presencia en los lugares de concentración juvenil