Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:DÍA A DÍA

El cucut fa piu piu

Anhelaban su canto, sondeaban el bosque en silencio, expectantes, examinaban, exploraban, escudriñaban los campos, investigando la llegada del cucut, cuclillo, cuculus canorus. Protagoniza refranes, rondallas y canciones -De dins del bosc cantava el cucut amb gran afany-, síntomas de la especial observación a que sometía nuestro pueblo sus costumbres: Si el tres d'abril/ el cucut no fa piu piu,/ o és mort o és viu, o senyala mal estiu. Hoy, san Ricardo -"rey fuerte", en germánico- que habría enseñado a usar el carro, y sant Benet de Palerm, legendario beato negro protector de grabajadores espernegats, sin carro, ha de hacerse oír: Per sant Benet, cada cucut a son indret. Vendría de Roma -allí se cocieron los arúspices y augures-, después de la misa que les celebraba a todos el Papa el día de la Encarnación -este año el efecto dos mil les ha jugado una mala pasada: el Papa estaba oficiando en Nazaret- y volvería, en junio, el día de san Pedro: Per la Marededéu de Març el cucut ix de Roma i per sant Pere se'n torna.Es emblema de la estación de la plenitud natural -En abril tot pardal fa son niu-, sin embargo, él sólo pone un huevo en el nido de otros para que lo incuben. Preside la primavera, su aparición se relacionaba con el régimen de lluvias -A l'abril cada gota val per mil- y era el heraldo de la estación del amor. Matrimonial fue para los griegos. Todavía las doncellas le preguntan en nuestros pueblos cuántos años tardarán en dejar de serlo, o las jóvenes en encontrar un amante novio; cada canto es un año de espera. Pájaro oracular, que, sumando cada "cu-cut", dice los años que nos restan de vida; los relojes de cuclillo desean, pues, larga vida. Si no retorna, se acaba el mundo: El cucut cantarà per sant Benet. Si no, per Setmana Santa. Si no, és pres i lligat a França.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de abril de 2000