Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rayo busca sellar su salvación ante el Numancia

Como si del partido del siglo se tratara. Así encaran el Rayo y el Numancia su duelo de hoy en Vallecas (12.00, Teletaquilla), en el que la victoria resulta prácticamente innegociable para ambos conjuntos. Un punto les separa en la clasificación (39 tiene el Rayo y 38 su rival), por lo que el triunfo podría abrir una brecha con pinta de definitiva entre quien lo consiga y los situados en la zona de peligro.Cuarenta y cinco puntos. Ésa es la barrera que Juande Ramos, técnico del Rayo, y la mayoría de sus colegas han establecido como sinónimo de salvación. Ganar al Numancia le supondría al cuadro vallecano colocarse con 42 puntos, a sólo tres, o sea una victoria, de la cifra mágica. El Rayo quiere sellar su permanencia y, de paso, ampliar aún más la diferencia sobre un rival directo en aquello de la supervivencia. El único problema de Juande Ramos es la baja, por sanción, de Poschner, un futbolista clave en la reciente recuperación del equipo, que ha acumulado dos empates y una victoria en sus tres últimos compromisos.

Y si la victoria resulta trascendental para los vallecanos, no lo es menos para el Numancia, que llega a Madrid acompañado por un buen número de seguidores, que podría llegar a los 1.500. Su técnico, Goicotxea, no ha dejado de alabar al Rayo, "uno de los equipos que mejor se planta en el terreno de juego", ha dicho, y no será hasta el último instante cuando resuelva la incógnita del acompañante de Ojeda en el ataque, puesto al que optan el Delgado y Barbu.

Rayo: Lopetegui; Cota, Amaya, Hernández, Alcázar; Helder, Pablo Sanz, Luis Cembranos o Michel I, Llorens; Bolo y Canabal.

Numancia: Núñez; Jaume, Muñiz, Iván Rocha, Octavio; Iñaki, Nagore, Rivera, Castaño; Chispa Delgado y Ojeda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 2000