Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sondeo del CIS da al PP cinco puntos de ventaja sobre el PSOE

El PP ganará al PSOE por cinco puntos en las elecciones del 12 de marzo, según la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicada ayer. El sondeo, realizado entre 11 y 28 de febrero, concede al PP entre 163 y 168 diputados frente a los 138 a 143 del PSOE. El dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba no le da crédito. Recuerda cómo la última encuesta del CIS antes de las elecciones catalanas dio 7 puntos a CIU sobre el PSC y al final este partido superó ligeramente a los nacionalistas.

El secretario de Relaciones con las Cortes, José María Michavila, en la presentación de la encuesta, también se mostró cauto. El PP pesa, sobre todo, el recuerdo de lo sucedido en marzo de 1996 que el propio José María Aznar rememora frecuentemente esta campaña. Las encuestas le pronosticaban una victoria sobre Felipe González de ocho puntos de media y ganó por sólo 1,2 puntos. "Yo siempre he mantenido la misma posición. Las encuestas son tan solo encuestas y, en concreto, yo me creeré las encuestas el día 12 de marzo a las 12 de la noche", señaló Michavila.En todo caso, la encuesta del CIS mantiene la tendencia registrada en los últimos meses. El anterior barómetro político, del pasado noviembre, situaba al PSOE a 4,8 puntos del PP.

El sondeo concede al PP el 41,6% de los votos y una horquilla de 163 a 168 diputados. Esto supone de 7 a 12 diputados más que en la Cámara que surgió de las elecciones anteriores, de marzo de 1996. Entonces obtuvo 156 diputados.

El PSOE, con un 36,6% de los votos, obtiene, según la encuesta, entre 138 y 143 escaños. Ahora tiene 141 diputados. Logra, más o menos, mantenerse.

Izquierda Unida, con un 7,4% de los votos, obtendría entre 9 y 11 diputados, frente a los 21 que tiene ahora. Con ello detiene su caída y sube 0,6 puntos sobre el último barómetro político de noviembre. Empieza a capitalizar el pacto de izquierda con el PSOE.

Los partidos nacionalistas experimentan una subida generalizada, con la excepción de Convergencia i Unió (CiU). El partido de Jordi Pujol, con el 4,1% de los votos, lograría entre 14 y 15 diputados, entre uno y dos menos que en las anteriores elecciones de 1996.

Abstención de EH

El PNV, con el 1,3% de los votos, podría lograr hasta 7 escaños, dos más sobre los 5 que obtuvo en 1996. Sería, en este caso, el gran beneficiado de la decisión de EH de no presentarse a las elecciones. Pero su portavoz, Iñaki Anasagasti, no termina de creérselo. "No nos fiamos y, además, eso puede tener un efecto de desmovilización de la gente, sobre todo en la última semana".

Cabe destacar el alza considerable del Bloque Nacionalista Galego (BNG), que, con el 1,1% de los votos, doblaría su representación de la legislatura 1996-2000 al pasar de dos a cuatro o cinco escaños.

Coalición Canaria (CC), esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Eusko Alkartasuna (EA) mantienen sus posiciones de 4, 1 y 1 escaños, respectivamente. El sondeo del CIS abre la puerta a que la Chunta Aragonesista (CHA) tenga representación por vez primera en el Congreso, con un escaño, mientras que el Par (Partido Aragonés) quedaría fuera. Unión Valenciana (UV) podría mantener su escaño.

La intención de voto marca aún más distancias entre el PP y el PSOE. Un 29,5% dice que votaría al PP frente al 19,3% que señala al PSOE; un 4,3% a IU; un 2,7% a CiU; y un 1% al PNV. El voto más simpatía otorga al PP un 34%; al PSOE, un 24,4%; a IU, un 5,9%; a CiU, un 3,2% y al PNV, un 1,2%.

Los principales líderes del país experimentan una mejoría respecto al barómetro de noviembre. José María Aznar sube de 4,76 puntos a 5,29 y Joaquín Almunia de 4,54 a 4,82. Francisco Frutos mantiene un 4,11. La cotización de los líderes nacionalistas es muy baja. Jordi Pujol mantiene la cabeza con 3,54 puntos mientras que Juan José Ibarretxe está en 2,78 puntos y Xabier Arzalluz logra un 1,99.

La macroencuesta refleja que una mayoría de españoles cree que ganará el PP. Concretamente, un 63,9% frente a un 10,2% que estima que ganará el PSOE. Entre los que creen que ganará el PSOE, un 68% opina que no alcanzará la mayoría absoluta.

Sin embargo, un 41,4% de los preguntados es partidario de que, tras las elecciones, gobierne un partido o partidos distintos del que lo hace en la actualidad, por un 36,1% que se pronuncia negativamente. Entre los partidarios, un 47% es favorable a un posible Gobierno de coalición entre el PSOE e Izquierda Unida (IU) y un 20% en contra.

Asimismo, el 67,4% de los que dicen que van a votar el 12M ya tienen decidido su voto. Entre éstos, casi el 94% ya sabían a quién votarían antes de convocarse las elecciones. Entre quienes aún no lo han decidido, un 6,4% dudan entre IU y PSOE, y un 30,5% entre el PP y PSOE.

Quienes aseguran que no van a votar, un 24,9% lo atribuye a que no le gusta ninguna alternativa; un 16,2% a que está harto de la política; un 23,3% porque votar no sirve, y un 33,5% porque no le inspiran confianza los partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de marzo de 2000

Más información

  • Alza generalizada de los partidos nacionalistas, excepto CiU