Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
KONTXI BILBAOCANDIDATA DE IU AL SENADO POR ÁLAVA

"Sólo los partidos de izquierda pueden desatascar el proceso de paz"

Acaba de lanzarse a la arena política. Son sus primeras elecciones y ya siente el vértigo de la novedad. A Kontxi Bilbao (Bilbao, 1958) fue el pacto entre IU y el PSOE lo que definitivamente le animó a aceptar el ofrecimiento de la coalición de izquierdas para ser candidata. "Tengo un trabajo fijo que me gusta, dispongo de unos ingresos que me permiten vivir bien, así que al principio dije que no quería ser candidata. Pero cuando se dio el acuerdo con el PSOE y había posibilidad real de que accediera a la política activa me lo volvieron a ofrecer y me pareció interesante", resume. A esta psicóloga, soltera, funcionaria de los servicios sociales del Ayuntamiento de Vitoria y especialista en terapia de familia y pareja, le ilusiona el encuentro de los dos partidos de izquierda y asegura que, ante el bloqueo del proceso de paz, ambos están dispuestos a dialogar con todos.Pregunta. ¿Cómo ve el acuerdo con el PSOE?

Respuesta. Es un acuerdo importante porque la unidad de la izquierda supone una opción de ilusión para un sector de la población que estaba viendo que se le iban votos. Por otra parte, es una experiencia muy importante de un diálogo que concluye en acuerdo. Es un antecedente para poder decir que hablando podemos llegar a sentar bases para trabajar juntos. Es una muestra de que el diálogo en político debe dar resultados.

P. ¿Usted era partidaria de ampliar el acuerdo al Congreso?

R. Se ha hecho lo que se ha podido. Ampliar el acuerdo al Congreso hubiese dado más campo de maniobra, pero quienes han negociado el acuerdo han llegado hasta donde se podía en este momento salvaguardando las identidades de los dos grupos. Lo conseguido es positivo, aunque creo que lograr un acuerdo para el Congreso hubiese dado más fuerza al pacto. La ciudadanía dirá si está ilusionada, si es un paso adelante.

P. ¿Álava es de derechas?

R. Es verdad que en Álava la derecha tiene mucho respaldo, pero la izquierda también tiene presencia. El mayor riesgo para la izquierda es la abstención. Cuando la abstención ha sido menor, la izquierda ha salido mejor parada. Se puede concluir que es la izquierda quien se abstiene.

P. ¿Cree que los ciudadanos piensan que hay que cambiar de Gobierno?

R. Conozco a la ciudadanía que me rodea. Hasta hace 20 días era una ciudadana normal y en los entornos en los que me muevo se habla de que es necesario un cambio, porque España va bien, pero para los de siempre. Para los parados, para los que no tienen vivienda, las cosas no van bien.

P. ¿Qué puede ofrecer IU diferente respecto a los demás?

R. IU tiene un perfil de izquierdas, tiene su sitio dentro de esta sociedad y apuesta por buscar lo mejor para la gente de a pie. En el ámbito de Euskadi, IU es una fuerza debilitada, pero sabe lo que le preocupa a la gente y su objetivo es dar salida a las preocupaciones de la gente. A veces los políticos tendemos a querer gustar a todos, pero hay que ser honestos y decir que hay algunas reivindicaciones inviables. Pero otras peticiones ciudadanas son justas y hay que saber responderlas.

P. ¿Cree que con un Gobierno formado por PSOE e IU la paz en Euskadi puede estar más cerca?

R. Lo único que sé que existe es un fracaso de la política del PNV, pero también hay una responsabilidad del PP, que se mantiene en posiciones inmovilistas. Ante este bloqueo, los únicos que pueden dar respuesta, buscar soluciones y desatascar el proceso de paz son los partidos de la izquierda. Hay que buscar cauces para que todos los partidos participen en el diálogo. Cuando una pareja tiene una bronca impresionante y deciden separarse, los hijos son rehenes de esa situación mientras no haya un diálogo. Es necesario que los dos miembros de la pareja se quieran sentar. La vida política es igual. Si quienes nos gobiernan se ponen de espaldas, si quienes nos presionan con las armas se ponen de espaldas, la ciudadanía es rehén de las dos posiciones. Tanto IU como el PSOE dicen que la palabra es el arma más poderosa y por esa vía estamos dispuestos a sentarnos con todos. Desde el momento en que la izquierda dice que está dispuesta a dialogar ya es un paso adelante respecto a quien dice que no quiere saber nada del diálogo.

P. ¿Está de acuerdo con la salida de IU de Lizarra?

R. Sí, desde luego. El PNV apostó fuerte por Lizarra, pero EH y su entorno no han respondido a las expectativas. Lizarra está atascado y ya no es recuperable. Hay que buscar otras alternativas de espacio de diálogo. La violencia es una aberración, pero con posturas inmovilistas por la otra parte no se va a lograr nada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 2000