Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio del grupo alemán Volkswagen cayó un 26,4% en 1999

El consorcio automovilístico alemán Volkswagen obtuvo un beneficio neto de 840 millones de euros (139.765 millones de pesetas) durante el ejercicio fiscal de 1999, lo que supone una caída del 26,4% respecto al año 1998, según un comunicado que fue difundido ayer por la compañía.La facturación del grupo Volkswagen el año pasado alcanzó 75.170 millones de euros (12,5 billones de pesetas), que representa un aumento del 9,5%, según el mismo comunicado. La dirección del grupo automovilístico precisa que los efectos de la reforma fiscal en Alemania han provocado unos gastos suplementarios de 198,89 millones de euros (33.000 millones de pesetas) y señala que este impacto ha repercutido muy negativamente en el beneficio neto finalmente registrado en las cuentas anuales de 1999.

Además del gasto fiscal, las pérdidas de Volkswagen en Latinoamérica, concretamente en Brasil y Argentina -en estos dos países, el consorcio ha realizado en los últimos años importantes inversiones en instalaciones de ensamblaje justo cuando los fabricantes del sector se vieron afectados por la crisis del sureste asiático-, pueden haber sido otra de las causas de esta caída espectacular de los resultados del grupo, aunque el comunicado del consorcio automovilístico no desglosa las resultados de 1999. Volkswagen también ha acusado la caída general del mercado alemán en 1999, que la patronal europea del sector cifró en el 2%.

A pesar del descenso de los resultados, el grupo Volkswagen propondrá a sus accionistas un dividendo por título de 1999 equivalente al mismo de 1998, que fue de 0,77 euros (128 pesetas) por acción ordinaria y de 0,83 euros (138 pesetas) por acción preferencial.

Volkswagen anunció en el comunicado que sus inversiones en 1999 habían sido de 14.480 millones de euros (2,4 billones de pesetas). Para este año, el grupo prevé un aumento de sus ventas mundiales y un crecimiento de sus resultados, según las previsiones basadas en la actual evolución positiva de la economía mundial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de febrero de 2000