El Bloc define su apuesta contra el centralismo y la derecha por oposición al Partido Popular

El Bloc Nacionalista Valencià define su "apuesta" contra el "centralismo y la derecha" por oposición al Partido Popular, una formación que parece entrañar todos los males que combaten los nacionalistas. Ferran Puchades, secretario general del Bloc, y Joan Francesc Mira, candidato al Congreso, avanzaron ayer diez puntos del programa nacionalista que también arremete contra los centralistas de izquierda. Pero Mira concedió que Joaquín Almunia, secretario general del PSOE, contaría con su voto en una posible sesión de investidura a cambio de "una cerveza".

El decálogo que recoge los "ejes" de la campaña que tienen previsto desarrollar los nacionalistas hasta el 12 de marzo se abre con una declaración genérica contra el centralismo y una mención expresa del PP, que desarrolla "políticas que van en contra del interés colectivo y nos perjudican y marginan en tanto que valencianos".Mira no pudo evitar caer en el victimismo tan caro a las opciones regionalistas y nacionalistas. "Los índices de renta personal nos ubican en número doce entre las 17 comunidades autónomas en que se divide el Estado", comentó el impulsor de la plataforma cívica Valencians pel Canvi y actual candidato, "un dato que no cuadra con la demagogia centralista", añadió en alusión al PP.

"Sufrimos una sangría permanente de recursos, perdemos cada año recursos y ayudas", insistió Mira en defensa de los conciertos económicos según el modelo fiscal que rige en el País Vasco y Navarra.

También hubo especial mención al peaje de la A-7, "esa columna vertebral" del territorio valenciano; y al abandono que sufre el corredor ferroviario del Mediterráneo, "el más importante de la Península Ibérica", cuyo trazado "es del siglo XIX".

En materia de empleo, el Bloc propone fomentar el autoempleo en las pymes, ofrecer un salario social a todos los parados o elaborar un plan de choque contra la siniestralidad laboral. Para contribuir al aumento de la natalidad, los nacionalistas sugieren ampliar la baja por maternidad hasta ocho meses, y para garantizar la independencia de los jóvenes, ofrecen reducir el IVA para la compra de primera vivienda.

Mira, el único candidato nacionalista con alguna posibilidad de acceder al Congreso, bromeó sobre la posible dirección de su voto en una hipotética sesión de investidura. "No puedo estar a favor de una coalición que no existe", dijo en alusión al pacto preelectoral entre el PSOE e Izquierda Unida. Pero añadió: "Si Almunia lo necesita y me lo pide a cambio de una cerveza o un café, le voto".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS