Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duncan y O'Neal, los mejores en el partido de las estrellas de la NBA

El partido All-Star 2000 del domingo en Oakland (California) era la puesta de largo de la generación que ha de volver a llenar las tribunas e idealmente la presentación de quien ha de llenar el vacío dejado por Su Majestad el Aire. Lo que se vió en el Arena de Oakland es la aparición de un nuevo tipo de jugador para el siglo XXI, grande, fuerte, ágil, versátil, con capacidad para jugar en múltiples posiciones y la guinda de un virtuoso de singular habilidad, Vince Carter, pero no quedó claro quién puede encarnar al basket como lo encarnó Jordan. El partido entre los mejores del Este y del Oeste, lo ganaron quienes jugaban en su lado del país por 137 a 126. Duncan y O'Neal fueron elegidos los mejores del choque.El All-Star es un homenaje que cada año se concede a sí mismo el mejor baloncesto del mundo y el partido que culmina el festivo fin de semana fue el domingo la puesta de largo de una nueva hornada de jugadores. Llegan los Carter, de 23 años, la más rutilante figura del nuevo grupo, Kobe Bryant (21), Tim Duncan (23) Allen Inverson (24), Kevin Garnett (23) o el veterano para los estándares Shaquille O'Neal (28).

El próximo All-Star se jugará dentro de un año en la cancha de los Wizards que ahora dirige Jordan desde el despacho. Para él fue la más larga ovación de la noche, cuando bajó a recibir oficialmente el encargo para el All-Star 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de febrero de 2000