Los jugadores dicen que pierden puntería por los entrenamientos de Ranieri

Los futbolistas del Atlético empiezan a verle inconvenientes a los entrenamientos de Claudio Ranieri. Algunos incluso denuncian que por ello están perdiendo puntería. Y los números del conjunto rojiblanco, donde sólo Hasselbaink se muestra efectivo en el remate, les dan la razón. Los jugadores se quejan de que, en favor de la táctica y la preparación física, apenas se ejercitan los disparos a puerta, y que luego se resienten de ello en los partidos. Ni siquiera con Arrigo Sacchi, otro fanático de estos conceptos, habían vivido una situación semejante.

El segundo entrenador, Angelo Antenucci, considera que Ranieri dedica el tiempo suficiente a los disparos a puerta. "Se entrenan dos o tres veces por semana", aseguró. Esa parcela se ejercitó durante veinte minutos en la práctica de ayer. "Entrenamos poco los remates", explicó un jugador. "Eso repercute en los porteros. Es raro que a Toni o Molina les pongan a prueba con sesiones de remates de Hasselbaink o Correa; y no es lo mismo que te dispare Hasselbaink a que lo haga el preparador de porteros, Pellizaro".Otro futbolista lamentó la pérdida de su puntería: "Casi nunca se ejercitan jugadas colectivas con centros, y disparos. La puntería, como la técnica y el aspecto físico, hay que entrenarla porque si no se pierde. Muchos de nosotros perdemos ese toque sutil que te permite poner un balón en el lugar preciso. Es la diferencia entre tirar a la mano del portero o fuera y tirar a gol".

Sin Hasselbaink, el Atlético sería el equipo con menos puntería de la Liga. Cuando el delantero holandés no marca, el resto de los jugadores encuentra pocos recursos para definir. Los futbolistas asumen que el fútbol que predica el entrenador no se parece mucho al que aprendieron a jugar en España, Holanda, Argentina, Uruguay... Como dijo uno de ellos: "Camacho, Antic, Toshack... entrenan centros y remates todos los días. Ranieri es italiano y hace más hincapié en el juego colectivo, en la táctica; con Sacchi entrenábamos igual, pero Sacchi entrenaba un poquito más la técnica".

Los números que miden la puntería del Atlético infunden sospechas. En el último partido de Liga disparó cuatro veces entre los palos del Zaragoza -marcó dos goles, uno de penalti y otro de falta-. En la Copa, sólo se dirigieron cinco pelotas al marco del Rayo -una de ellas golpeó en la barrera, las otras las paró el portero-. La efectividad en los disparos a gol es del 11%, lo que lleva al Atlético al décimo puesto en la Liga, con 36 goles de 316 remates. Hasselbaink ha marcado el 55% de los tantos: 20 -cuatro de falta directa y cuatro de penalti- de un total de 36, lo que lo convierte en el goleador con diferencia sideral. Le siguen Solari, Valerón y Baraja, con tres tantos cada uno. Correa, el otro delantero centro, lleva sólo un gol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de febrero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50