Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Norman minimiza a Woods El golfista australiano dice que los rivales del Tigre salen acomplejados

Los rivales de Tiger Woods, que consiguió el lunes en Pebble Beach (California) su sexta victoria consecutiva, están desarrollando un complejo de inferioridad, según indicó ayer en Melbourne el australiano Greg Norman. "Pienso que entre Tiger Woods y los demás no hay tanta diferencia como parece por su juego, sino que él tiene mucha más confianza. Mentalmente, tiene un margen sobre sus adversarios, porque se encuentra en la espiral de la victoria", declaró Norman."Después de ver que Matt Gogel llevaba cuatro golpes de ventaja a falta de seis hoyos, pensé que los otros retrocederían y le dejarían ganar", añadió el Tiburón blanco. Norman considera que Tiger ha hecho un "trabajo fantástico y es muy disciplinado mentalmente".

El pasado lunes, Woods ganó el torneo de Pebble Beach, casualmente en el mismo campo donde se disputará el US Open dentro de cuatro meses -del 15 al 18 de junio-, cuando se encontraba a siete golpes del liderato a falta sólo de ocho hoyos. Pero un eagle en el 15 y dos birdies en los tres últimos hoyos le dieron el triunfo con 15 bajo el par del campo.

Tiger Woods, de 24 años y con sólo cuatro en el circuito profesional, igualó la marca del legendario golfista Ben Hogan, que consiguió también seis victorias consecutivas en 1948.

Ahora, la mente del Tigre está en atacar el histórico récord de Byron Nelson, vencedor en 19 torneos, 11 de ellos consecutivos, en 1945. Una marca que hasta el momento permanece en los libros. Nelson, de 88 años, no oculta su admiración por el actual número uno del mundo: "Lo que ha hecho Woods es mucho más importante que lo que yo logré. La competición ahora es mucho más igualada y de tanto nivel que no existe comparación. Puede batir mi récord y ganar 15 torneos seguidos, y si lo consigue, me alegraré muchísimo porque disfruto viendo cómo juega", señaló Nelson.

Woods tendrá esta semana en San Diego (California) una nueva oportunidad de acercarse un poco más a Ben Hogan. La demostración el pasado lunes del estadounidense sobre el campo de Pebble Beach fue asombrosa, pero no la primera. En 1998, el Tigre llevó a cabo una remontada de ocho golpes sobre el surafricano Ernie Els en una de sus incursiones en el circuito europeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2000