Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU podrá mandar cartas a todos los electores gracias a los nuevos créditos

En sólo diez días, lo que tardó en cerrarse el pacto con el PSOE, todo ha cambiado en Izquierda Unida. Nuevos socios, nuevo interés en sus propuestas, nuevas expectativas electorales y, como consecuencia, nueva situación financiera. La brutal crisis económica en la que estaba sumida la coalición no ha desaparecido, pero se ha visto aliviada por una inyección de dinero fresco gracias a unos créditos que antes del pacto los bancos le negaban. La presidencia federal acordó ayer, como primera medida, aumentar el presupuesto de la campaña electoral de 600 millones de pesetas a 989. De ellos, 979 correrán a cargo del Estado, según las cuentas de la organización. La mayor parte de ese gasto servirá para enviar una carta a cada uno de los electores, lo que supone un coste de 729 millones que serán cubiertos por el Estado sólo si IU obtiene grupo parlamentario. Antes de la firma del acuerdo, las dudas sobre si obtendrían el número de diputados necesario le había hecho decantarse por un mailing mucho más barato.

El pacto con el PSOE está centrando toda la actividad y el análisis político de la coalición. De hecho, en su manifiesto electoral, que ya está prácticamente acabado, la primera parte comienza con una breve explicación del acuerdo, en la que se concluye que las próximas elecciones serán un "referéndum sobre la unidad de acción de la izquierda", en el que se podrá comprobar si los ciudadanos apoyan de manera mayoritaria el pacto.

El todavía coordinador general, Julio Anguita, estuvo ayer en la reunión de la presidencia por primera vez desde que fuera operado del corazón el pasado 16 de diciembre. Anguita, quien dijo que hay que "seguir con atención ciertos acuerdos", mostró su apoyo total a la gestión del candidato Francisco Frutos.

[En Cuenca, el PSOE descarta un acuerdo con IU para el Senado, pese a que la coalición ha presentado un solo nombre por si el pacto es posible antes del 12 de marzo y los socialistas deciden retirar a uno de sus candidatos, informa Nuria Amado].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2000