Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La normativa no impide casos similares en España

La trata de niños futbolistas no ha saltado en España de la forma que lo ha hecho en otros países europeos, pero sí se pueden dar casos similares. A nadie se le puede impedir traer a nuestro país a futbolistas menores de 16 años para jugar en categorías regionales o torneos no oficiales y después dejarlos abandonados si al final no responden a las expectativas.Los dirigentes de la federación española se limitan a insistir en que su normativa es tan restrictiva que ven muy dificil que en España se repita la situación de otros países. En el fútbol español no está permitido fichar jugadores extranjeros menores de 16 años para jugar en el fútbol profesional, categorías que se da a la Primera y Segunda División. En Segunda B y en Tercera División, además, no puede jugar ningún extranjero, sea de la edad que sea.

Los extranjeros menores de 16 años, por tanto, sólo podrían jugar en el futbol de otras categorías, pero con tal grado de limitación que se puede considerar un caso imposible. Solamente les está permitido jugar en competiciones de nivel regional. A los clubes de estas categorías, además, no les está permitido contar con más de dos jugadores extranjeros. En ese caso, por otro lado, tienen que disponer de visado, en el que se incluya el consentimiento paterno y un certificado de estudios, una de las bazas para justificar su presencia en España.

El presidente de la AFE, Gerardo Gonzalez Movilla, señaló: "Nuestro sindicato tiene las puertas abiertas para todos los futbolistas que nos pidan información y ayuda. Si tienen un contrato, defenderemos sus derechos y les pediremos que se afilien a la AFE. Pero por ahora no nos ha llegado denuncia alguna sobre niños futbolistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de enero de 2000