Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asamblea de Esquerra Unida ratifica a Pilar Tomé como cabeza de lista por Alicante frente a Molares

La asamblea de Esquerra Unida ratificó ayer en Valencia las candidaturas aprobadas el viernes por el Consell Polític de la coalición de izquierdas y sólo tuvo que dirimir entre dos listas alternativas para decidir el cartel al Congreso por Alicante. Pilar Tomé, comunista, logró el apoyo de 102 delegados para la propuesta de la dirección del partido. María Teresa Molares, independiente, obtuvo el respaldo de 50 compromisarios.Presentación Urán y Sebastián Esparducer encabezarán las listas al Congreso por Valencia y Castellón. Los cabezas de lista al Senado serán Àngels Cabedo por Alicante, Vicent Grau por Castellón y Carlos Alfonso por Valencia.

Los defensores de la lista alternativa al Congreso por Alicante recordaron que Molares obtuvo el respaldo mayoritario de la militancia en los procesos de selección de candidatos en las diversas agrupaciones comarcales y colectivos de la organización. La propuesta del Consell Polític fue tachada como "un insulto a la inteligencia" y la imposición de Tomé, procedente de La Vega Baja, como una victoria de "los kilómetros cuadrados" sobre los votos efectivos. "Ni Ciprià Ciscar lo habría hecho mejor", denunció un seguidor de Molares.

En favor de Tomé se invocó su larga trayectoria en la organización, el respecto acumulado y su condición de "eterna candidata" a un cargo público. Molares ha sido invitada a ocupar el segundo lugar en la lista al Congreso por Alicante, pero ha pedido un par de días para meditar su decisión.

Manuel Albentosa, de la agrupación local de Elche, y Manuel Aguillaume, vicesecretario del Pasoc y representante de La Marina Baixa, anunciaron que impugnarán la asamblea por diferencias con la dirección.

La asamblea sí aprobó por amplia mayoría la propuesta de cooperación con el Bloc Nacionalista Valencià y Els Verds en las candidaturas al Senado.

Pasqual Mollà presentó una resolución genérica en defensa del "papel necesario" de EU en el mapa político para evitar la tentación del "bipartidismo". Mollà arremetió contra la "cortedad de miras" de los dirigentes de la gestora del PSPV que fueron incapaces de sumarse a la entesa de izquierdas en las candidaturas al Senado. Sin embargo, el texto sugiere la posibilidad de alcanzar acuerdos preelectorales con los socialistas -"a la francesa"-, y apela a "certeza de la posibilidad de cambio" en la actual configuración del Congreso. "EU es necesaria para decantar una mayoría de izquierdas", sintetizó Mollà.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de enero de 2000