Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las discotecas, preocupadas por la "escasa venta" para las fiestas de Nochevieja

La competencia de las macrofiestas y el elevado precio fijado en algunos locales han desatado la alarma entre los propietarios de las 500 discotecas madrileñas, que no están alcanzando las ventas previstas para la emblemática celebración de bienvenida del año 2000. Así lo manifestó ayer Jesús Nuño de la Rosa, presidente de la Asociación de Salas de Fiestas y Discotecas Madrileñas (Asfydis)."A falta de tres días para el 31, no llevamos vendido ni la mitad del año pasado, y en eso influyen sobre todo las macrofiestas que organizan los ayuntamientos. Ahora mismo estamos disgustados, porque se han realizado grandes inversiones en fiestas y los planes iniciales se están viniendo abajo", dice con preocupación Nuño de la Rosa. "A la macrofiesta del Ayuntamiento en la plaza Mayor está previsto que acudan 20.000 personas, pero pensamos que eso no nos va a hacer daño si de verdad acaba a las dos de la madrugada, como ha prometido el alcalde", agregó.

El presidente de la patronal de discotecas reconoce que quizá "se han equivocado al poner unos precios más altos al coincidir esta Nochevieja con la llegada del año 2000". "Ante la celebración del milenio se han puesto unas entradas un poco más caras, y eso puede haber provocado un rechazo general. Alguno de nuestros asociados nos dice que la gente acude a la venta anticipada y se da la vuelta al enterarse de los precios". El precio medio de las fiestas de las discotecas es de 9.000 pesetas. Las entradas más caras cuestan 15.000 pesetas, y las más baratas, 6.000.

Varias discotecas madrileñas han decidido rebajar las entradas y otras pretenden atraer al público regalando con la fiesta de Nochevieja la entrada para la noche de Reyes.

José Luis Salazar, presidente de la Asociación de Bares de Copas de Madrid, es más optimista y pronostica "grandes entradas en los 2.500 bares madrileños, sobre todo teniendo en cuenta que se va a celebrar un día especial". "Nuestras previsiones son muy buenas. Tal como se está desarrollando la actividad de estos días, esperamos una gran afluencia de público, sobre todo en los locales donde no se cobra entrada".

Los bares de copas de Madrid tienen la anuencia de las autoridades regionales para saltarse el horario de cierre en Nochevieja y en el día de Reyes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 1999

Más información

  • Algunas salas deciden bajar los precios