_
_
_
_

Ramón Gabilondo despierta la risa con su antología de disparates radiofónicos El periodista presenta "Estupidiario" en Sevilla

Margot Molina

Estupidiario. Antología del disparate radiofónico, un libro que reúne los gazapos más disparatados que han podido oírse en las ondas desde principio de los setenta, está lleno de buenas intenciones. Ramón Gabilondo, uno de los tres profesionales que firma la obra publicada por El País-Aguilar, destacó ayer en Sevilla la colaboración de todas las cadenas de radio españolas en este volúmen que incluye una grabación de 60 minutos con los errores más graciosos.

"A la prensa se la respeta, a la televisión se la admira y a la radio se la quiere", aseguró ayer Ramón Gabilondo, quien firma el libro Estupidiario junto a Luis del Val y Gorka Zumeta, para justificar la tolerancia que muestran los oyentes ante los fallos de la radio."La gente de la radio es consciente de que su trabajo entra en el campo de la afectividad y los oyentes ven nuestros errores con la simpatía que muestran ante la travesura de un niño pequeño", explicó Gabilondo. El volúmen, prologado por Iñaki Gabilondo, cuenta con una serie de entrevistas a los grandes profesionales del medio como Matías Prats padre, Luis del Olmo, Javier Sardá, Carlos Herrera y José María García, titulada Ellos también se equivocan y en los que reconocen sus propios fallos.

La cinta de 60 minutos reproduce una selección de las 12 horas de grabación que han facilitado a los autores del libro todas las cadenas españolas. Los personajes de ficción más famosos de los programas radiofónicos, como el Señor Casamajor (Javier Sardá), Manolito Gafotas (Elvira Lindo) o Doña María (Luis Figuerola-Ferretti), colaboran también en un capítulo titulado Reflexiones disparatas.

"El humor es más internacional de lo que creemos, la única diferencia que hay entre los gazapos andaluces y los del resto del país está en el acento", comentó Ramón Gabilondo. Según el estudio que los autores han realizado para escribir el libro, "el 40% de los que cometen estos errores no se da cuenta, a otro 40% le da un ataque de risa, un 10% trata de arreglarlo y lo empeora y, el resto, pierde los papeles". El libro incluye algunas meteduras de pata apócrifas, que han podido exagerarse a medida que se difundían, y todos los gazapos, salvo uno, son posteriores a 1970.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Margot Molina
Ha desarrollado su carrera en El PAÍS, la mayor parte en la redacción de Andalucía a la que llegó en 1988. Especializada en Cultura, se ha ocupado también de Educación, Sociedad, Viajes y Gastronomía. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado, entre otras, la guía de viajes 'Sevilla de cerca' de Lonely Planet.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_