Fluxà asegura que Francia ha asumido el terrorismo de ETA como un problema propio

El secretario de Estado para la Seguridad, Ricardo Martí Fluxà, aseguró ayer en París que el Gobierno francés considera ya a ETA como un problema propio y no sólo de España. En la conferencia de prensa en la que informó de la reunión que mantuvo por la mañana con su homólogo francés, Patrice Bergougnoux, el secretario de Estado español insistió en esta idea de que el Ejecutivo de París se siente directamente concernido por ETA. Fluxà rehusó confirmar que el primer objetivo etarra tras la ruptura de la tregua era Carlos Iturgaiz, presidente del PP vasco. Éste, en cambio, sí confirmó este dato.

"Hemos abordado los acontecimientos de los últimos meses y preparado las líneas de actuación futuras. Quiero destacar", dijo Fluxà, "el magnífico estado de la cooperación y la idea de que el terrorismo es un problema de las dos naciones, no sólo de España". Sin extenderse sobre el asunto, Martí Fluxà barajó la posibilidad de que ETA llegue a atentar en suelo francés -"hay que plantearse todas las posibilidades", apuntó- antes de añadir que, tras la ruptura de la tregua, el Gobierno español está obligado a situarse ante la peor de las hipótesis incluida, la de acciones terroristas "de gran intensidad".El secretario de Estado dijo que el terrorismo vasco lleva camino de instalarse a los dos lados de la frontera y puso como ejemplo la fusión entre Gazteriak y Jarrai. "Me parece evidente que habrá un único terrorismo a ambos lados de la frontera, una única organización juvenil y una única kale borroka (violencia callejera), aunque tengan una intensidad diferente", precisó.

A este respecto, Fluxà afirmó que, como se demostró en el robo de explosivos de Bretaña, "existe una conexión estructural entre ETA y el terrorismo bretón". Desveló que las últimas acciones con explosivos perpetrados por estos últimos demuestran una técnica común: "Se ve la misma mano, la misma técnica". Por el contrario, afirmó que esa conexión estructural, forjada en un adiestramiento común, no aparece en el caso del terrorismo corso. "No parece que haya relaciones entre ETA y los terroristas corsos", indicó.

Martí Fluxà, que estuvo flanqueado por los directores generales de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso, y de la Policía, Juan Cotino, se mostró prudente a la hora de valorar las informaciones que señalan que, de acuerdo con la documentación intervenida en la casa de Pau ocupada por Belén González Peñalba, la organización terrorista planeaba el asesinato del dirigente del PP vasco Carlos Iturgaiz. "No lo confirmo, ni lo desmiento; todavía hay que analizar esa documentación, saber cuándo y cómo fue redactada; hace falta más tiempo para conocer con claridad quienes eran los objetivos", señaló.

Fuentes de la lucha antiterrorista en Madrid aseguraron ayer que Interior ha alertado a varias personas cuyos nombres aparecen en los documentos de la organización terrorista incautados en el piso que ocupó Belén González, informa Efe. El propio Iturgaiz confirmó en Vitoria que era el objetivo prioritario de ETA tras el final de la tregua.

A propósito de los activistas detenidos el jueves en las Landas, Patxiku Guimón y Aitzol Gogorza, el secretario de Estado apuntó que el primero de ellos puede haber tenido alguna relación con el comando Andalucía, mientras que el segundo podría estar integrado en el aparato de infraestructura.

Fluxà abordó con idéntica prudencia la cuestión de la situación operativa de ETA. Tras responder inicialmente con evasivas y alusiones a la fortaleza y cohesión de la sociedad española, terminó indicando que quiere creer que ETA se encuentra más débil que hace 15 meses. Añadió, a renglón seguido, que la organización terrorista puede crear "grandes problemas".

Respecto a la huelga de hambre que mantiene hospitalizado en la capital francesa a José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri, el responsable de la Seguridad española indicó que el dirigente de ETA está siendo sometido a control médico por orden judicial para evitar un desenlace trágico.

En la misma rueda de prensa, el director de la Guardia Civil negó que el juicio de los GAL abierto en Madrid contra el general Enrique Rodríguez Galindo esté teniendo algún impacto, "al menos institucionalmente" en ese cuerpo. Añadió que los acusados están siendo juzgados por sus presuntos delitos y no por haber luchado contra ETA. "Se puede luchar contra ETA sin violar la ley", enfatizó.

[Por otra parte, dos desconocidos lanzaron poco antes de las nueve de la noche de ayer un cóctel mólotov contra el balcón de una vivienda de afiliados del PNV de Galdakao (Vizcaya), según fuentes del Gobierno vasco. El artefacto produjo una pequeña explosión, pero no fue necesaria la intervención de los bomberos].

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 17 de diciembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50