Los profesores de la Universidad de Alcalá mantienen una huelga de celo

Unos 150 profesores de la Universidad de Alcalá de Henares mantienen un ritmo distinto desde hace una semana ajenos a las apreturas del temario: pasan lista antes de iniciar cada clase, explican los contenidos sin prisas, hacen un repaso de la lección del día anterior y no utilizan el proyector de diapositivas ni otros soportes audiovisuales para no agobiar a los alumnos. Los docentes han recurrido a esta fórmula para la huelga de celo que mantienen desde hace una semana, a fin de protestar contra el "nulo presupuesto educativo que dedicará el año próximo la Comunidad de Madrid a la mejora de las condiciones de los docentes".Según los afectados, el Gobierno autónomo prometió este año una mejora de los sueldos de los profesores universitarios, facilidades para su promoción y mayor estabilidad en los contratos, pero las "maniobras dilatorias posteriores de los responsables de la Administración regional" y el "ridículo" presupuesto que se dedica a educación para el año 2000 han provocado su escepticismo.

El director general de Universidades de la región, José García, recordó ayer que existe un plan conjunto de tres años entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Educación para mejorar las facultades de toda España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de diciembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50