Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea de Francia aprueba la semana laboral de 35 horas

La Asamblea Nacional francesa aprobó ayer la segunda ley que regula el tiempo de trabajo y reduce la semana laboral a 35 horas. La ley, excepto si el Consejo Constitucional toma en consideración las alegaciones de la oposición, deberá entrar en vigor el 1 de enero del 2000.La ley de las 35 horas, reforma-estandarte del Gobierno de Lionel Jospin en su lucha contra el paro, establece que en todas las empresas privadas de más de 20 trabajadores deberá aplicarse la semana laboral de 35 horas. Las de menos de 20 asalariados no tendrán que hacerlo hasta el 1 de enero del 2002.

El cálculo de las horas trabajadas se hará sobre periodos de 12 semanas consecutivas y no se aceptará en ningún caso que el trabajador realice más de 44 horas en alguna de ellas.

Las horas trabajadas de más entre las 35 y las 39 serán consideradas extraordinarias y conllevarán un recargo del 25%, que cobrará íntegramente el trabajador. Sin embargo, ese recargo sólo empezará a aplicarse a partir del 2001. Durante los próximos 12 meses, ese recargo será sólo del 10%. El máximo total de horas extraordinarias admisible por trabajador será, durante el 2000, de 224, de 177 en el 2001 y de 130 a partir del 2002.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de diciembre de 1999