Lo público y lo privado

El debate jurídico sobre la ampliación de las concesiones de autopistas en lugar de que reviertan al Estado una vez finalizado el periodo de explotación inicial no es nuevo.Uno de los estudios más contrastados es el elaborado por Francisco Sosa Wagner, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de León. En un dictamen fechado en octubre de 1998 a petición del Ayuntamiento de Barcelona, pone serios reparos a que las concesiones se prolonguen, al menos si no existen garantías de que ese incrememto de negocio para los inversores privados se traduce en un beneficio para los intereses públicos, con los consumidores a la cabeza.

El dictamen dice que "la ampliación del plan concesional constituye una alteración sustancial de la base del negocio y puede provocar el enriquecimiento injusto de la sociedad concesionaria si no se ajustan los términos de su equilibrio económico, atendiendo al interés público de la concesión".

Más información
El PP cambia ahora la ley de autopistas para amparar prórrogas ya concedidas

El catedrático explica que las rebajas de tarifas [compensación al aumento de las concesiones] "deben ser reales, no ficticias o aparentes, es decir, una de esas rebajas que, si suponen una merma de ingresos para la empresa de un lado, implican un aumento de otro, con lo que la empresa nada pierde y el consumidor poco o nada gana; en este sentido, es legendaria la capacidad de enmascaramiento de sus precios de cierta compañía nacional que presta el servicio telefónico en España".

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS